El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Miércoles 14 de Septiembre de 2005 - Edición 9010
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Así son los galanes de “Pasión de Gavilanes”

Mario Cimarro, Michel Brown y Juan Alfonso Baptista encarnan a Juan, Franco y Óscar Reyes en la famosa telenovela “Pasión de Gavilanes”. Jóvenes, guapos y carismáticos las féminas los acosan. Este trío de ases latinos es el más deseado del panorama televisivo. Ellos se toman su imagen de “sex symbol” como algo “divertido”


Así son los galanes de “Pasión de Gavilanes” - Foto

EFE/REPORTAJES
Peleas, idas y venidas, venganzas, pasiones, engaños y desengaños son los ingredientes que han sido necesarios para construir el guión de esta novela. La trama comienza cuando los hermanos Reyes abandonan su pueblo natal en busca del causante de la muerte de su hermana pequeña. La sed de venganza se verá aplacada cuando conozcan a las hermanas Elizondo (“Norma”, interpretada por Danna García, “Jimena” es Paola Rey y Natasha Klauss en el papel de la hermana mayor, “Sarita”).

La clave del éxito consiste en que no se trata de un serial convencional. “Pasión de Gavilanes” no está lleno de dramas inverosímiles, sino que a la historia de cuento de hadas se le añaden pinceladas humorísticas

UN METROSEXUAL CONFESO

Mario Cimarro (La Habana, Cuba, 1971) el galán de culebrones tan conocidos como “Gata Salvaje” (2002), “La Usurpadora” (1998) o “Amor Latino” (2000) nace en la Habana, Cuba, el primero de junio de 1971. En 1993 se traslada a México para estudiar arte dramático, seis años más tarde se nacionaliza en el país azteca.

Fan de Marlon Brando, entre sus pocas incursiones cinematográficas cabe destacar su participación en “Romeo y Julieta”, al lado de Leonardo di Caprio y Claire Danes.

Su debut tiene lugar en la telenovela “Sentimientos Ajenos”, trampolín que le conduce a verdaderos bombazos como “Amor Latino” o “Gata Salvaje”, donde trabajará junto a Danna García y Juan Alfonso Baptista, protagonistas también ellos de “Pasión de gavilanes”.

De los tres protagonistas masculinos, Mario es quien goza de peor fama entre la prensa latinoamericana. Al actor se le ha tachado de divo en varias ocasiones, aunque él insiste en afirmar que es un “profesional”, mas manifiesta que es un hombre de carácter complicado.

El actor reconoce ser un metrosexual, sigue dietas estrictas durante meses para mantener el imponente físico que luce en televisión

Es consciente de la pasión que despierta.

Acostumbrado cada día más al acoso del género femenino se confiesa un provocador innato: “Claro que no me es indiferente gustarle tanto a las mujeres, me encanta que me seduzcan”, además llamó la atención sobre la opinión que de él tienen muchas mujeres “de amante inolvidable”.

Más le vale a su mujer, la también actriz Natalia Streignard (protagonista de “Mi gorda bella”) no ser celosa. La intérprete, de 34 años, conoció a Mario durante el rodaje de “La mujer de mi vida”, en 1998, tan sólo un año después se casaron.

La felicidad no duró mucho, en 2001 anunciaron su separación, ya que el matrimonio no aguantó la distancia. El éxito del que gozan sus dos componentes hizo forzosa la separación geográfica de la pareja, que acabó por deshacer su matrimonio. Poco tiempo después, y tras unas declaraciones de Mario en las que culpaba al éxito de su fracaso matrimonial, la pareja se reconcilia. La relación, en cualquier caso, siempre peligra, pues lo que ya les separó una primera vez podría hacerlo de nuevo.

En la actualidad, él se encuentra en Nueva York (Estados Unidos) grabando “El cuerpo del deseo” (remake de “El cuerpo ajeno”) y Natalia en Colombia, rodando “La tormenta”.

Mario ha manifestado que su mayor aspiración es formar una familia junto a la actriz y reina de belleza, aunque de momento es imposible porque viven en países distintos.

Los rumores de infidelidad siempre han planeado sobre la relación. A Mario se le atribuyó un romance con su compañera de reparto en “Pasión de Gavilanes”, Danna García ( Norma) y a su esposa se la relacionó con Rodolfo Giménez (“Anita no te rajes”)

BROWN ERA GOOFIE

Michel Brown (Argentina, 1978) nació hace 27 años en Argentina. Más conocido por el gran público como Franco Reyes, se hace famoso gracias a “Jugaste conmigo”, programa conducido por Cris Morena en la década de los 90.

Michel quiere que conste que su popularidad y éxito no han sido fruto de la suerte, sino que “lo peleé, laburé (trabajé) de todo, fui modelo, me vestía de Goofie y sacaba fotos para Cartoon Network. Pero siempre tuve claro adónde quería llegar”.

Al igual que Mario Cimarro, vive en la Gran Manzana, ya que su última meta es estudiar interpretación en inglés, para seguir creciendo como intérprete internacional.

Se lleva estupendamente con Juan Alfonso Baptista (Óscar), al que le une una estrecha amistad desde hace cuatro años. Respecto a él dice: “Somos como hermanos, nos parecemos mucho”.

Los hermanos pequeños de la familia Reyes no se toman muy en serio el éxito con las mujeres, “Lo de sex symbol nos lo tomamos como algo divertido” y se empeña en dejar muy claro que no se trata sólo de una cara bonita, “la belleza te deja cinco días en pantalla”, afirma, “luego lo demás hay que demostrarlo”.

Brown es el único de los tres que se encuentra soltero y sin compromiso. Hace apenas tres meses rompió su noviazgo con Katarina Sacht. Poco tiempo después, mantuvo un idilio con una actriz sueca. Ahora quiere ser libre y estar a su aire. No tiene ganas de enamorarse

JUAN ALFONSO BAPTISTA: EL GATO

Juan Alfonso Baptista (Venezuela, 1976). Este venezolano de 1,80 de estatura antes que actor iba para futbolista, aunque afirma que lo suyo realmente es la música. Así de polifacético ha salido. Cuando era pequeño su pasión era el fútbol y fue portero de la selección nacional de juveniles de su país. Está seguro que de no haber seguido con la interpretación, ahora su trabajo consistiría en ir dando patadas a un balón.

“El Gato”, como todos le llaman desde que tiene cuatro años por su mirada felina de ojos verdes, rechazó una beca en Carolina del Norte para jugar a fútbol por dedicarse al mundo de la actuación, aunque en realidad reconoce que tiene más de músico que de actor, porque tiene el “don del oído”. Su afición: tocar la percusión y crear música electrónica.

Juan Alfonso estudió teatro y poco después, su imagen exótica a la vez que desenfadada le llevó a protagonizar algunos anuncios. En esta época como modelo aparece en la publicidad de Coca-Cola o Burger King.

Al principio de su carrera lo pasó muy mal por una parálisis facial que le dejó sin expresividad durante el rodaje de “A todo corazón”. La fama le llega pronto gracias a títulos como “Mi destino eres tú” (2000) o “Gata Salvaje” (2002).

En cuanto a su corazón, es notoria su relación con Natalia Paris, aunque “El Gato” se muestra muy reacio a hablar de su vida íntima. Sueña con formar una familia, pero de momento no entra entre sus planes más inmediatos.

A sus 29 años rueda la novela colombiana “Reinas” y vive en Miami.




imprimir imprimir  email enviar
Variedades

»Así son los galanes de “Pasión de Gavilanes”

»Concierto a los héroes de la patria

»Conchas negras, 13 años de historia

»Los estrenos comienzan hoy

»María José y Travesía en Río de Luna

»Un teatro de imágenes y sensorialidad

»Elizabeth Hurle La maternidad le cambió la vida


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web