El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Lunes 06 de Marzo de 2006 - Edición 9181
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Sólo cinco inspectores para cubrir el Caribe Norte

Tráfico ilegal de madera es un azote interminable


PUERTO CABEZAS, RAAN
Los traficantes de madera ilegal descubren cada día nuevas formas para burlar los puestos de control donde se encuentran los inspectores forestales, Policía y Ejército.

Alí Waters Garth, Delegado del Instituto Nacional Forestal en la RAAN, denunció que ahora los camiones que traen mercancías a esta ciudad se regresan cargando tablones de caoba cubiertos con cajas vacías de gaseosas.

Para la cobertura de dos millones 575 mil 317 hectáreas de bosque, el Inafor cuenta sólo con cinco inspectores distribuidos en diferentes municipios, por lo que este seis de febrero, el director ejecutivo, Indalecio Rodríguez, y el jefe del Ejército de Nicaragua, general Moisés Omar Halleslevens, firmaron un convenio de cooperación donde se establece que en los puestos de control sin presencia del Inafor, se delega al Ejército las facultades de retener y custodiar los recursos forestales y el medio en que se trasladan.

Pese a lo anterior, la semana pasada fue visto en la comunidad de El Naranjal, un camión que regresaba de Puerto Cabezas a Managua cargando tablones. En diciembre pasado fueron retenidos dos camiones con madera preciosa (caoba) sin ningún tipo de documentación. Uno de los camiones retenidos tenía dos mil trescientos pies de madera y el otro casi tres mil. Al revisar los papeles de uno de los vehículos, los inspectores descubrieron que se trataba de un camión termo-king hondureño, con placas AAB-2953, conducido por Elmis Marcelino, residente en León. “El problema con la madera ilegal es como el narcotráfico, es una responsabilidad de todos contrarrestarlos, pero aquí nos han dejado solos y de remate el presupuesto que tenemos no ayuda”, refirió el delegado del Inafor en la RAAN

Aserríos portátiles

Sólo en el municipio de Prinzapolka hay unos diez aserríos portátiles internados en las montañas, sin contabilizar los centenares de motosierras que se escuchan desde que se llega a las orillas del bosque. En el municipio de Puerto Cabezas se conoce la presencia de ocho aserríos portátiles.

Amenazas a inspectores
Estos aserríos son considerados difíciles de controlar debido a que operan en las profundidades de las montañas, donde los inspectores del Inafor no pueden llegar porque además son mal vistos y amenazados de muerte por los traficantes de madera ilegal, especialmente por aquellos que antes han sido sorprendidos y sufrido decomisos.

Otra característica de aserríos portátiles es que por su misma característica de movilidad, lo más que permanecen en un lugar es un mes, y después que acabaron con los árboles de la zona, van avanzando y haciendo cuartones todo lo que encuentran a su paso.

Oficialmente unas 85 mil hectáreas de bosque de la RAAN han sido dadas en aprovechamiento con planes de manejo, a lo cual se suman unas quinientas hectáreas que despalan los campesinos de la frontera agrícola cada año para sembrar y hacer pastizales.

Por otro lado, no hay un estimado sobre el número aproximado de mafiosos que se dedican al despale y trafico ilegal de madera

Planes de mentiras

Un problema con los famosos planes de manejo es que en la mayoría de los casos son de mentira porque están sólo en papeles, por lo que en los próximos días serán revisados, y el que esté fuera de lugar será anulado, dijo el titular del Inafor, Indalecio Rodríguez.

En Prinzapolka conocimos que los madereros llegan a las comunidades y pagan cien córdobas por un árbol de caoba, el que una vez aserrado, puede producir más de 500 pies de madera.

Según Bernardo Padilla, de la comunidad “Dos Amigos”, ellos saben que ese no es el precio real de la madera “pero mis hijos me piden alimento y no hay trabajo”, relató.




imprimir imprimir  email enviar
Nacionales

»Tráfico ilegal de madera es un azote interminable

»Buseros: paro a medio gas

»Donación BID para estudios de refinería en Centroamérica

»Juez, Tribunal y policías coludidos para despojarlos

»Transportistas amenazan con paro total

»Tranquilidad y abstención

»Versión laica del “viborazo”

»“Crisis del agua es emergencia nacional”

»¿Envenenó a la bebita o se le cayó?

»Amargos reclamos en coloquio de maquila

»Alegre festejo en Redacción de EL NUEVO DIARIO

»Apalear delincuentes, ¿es bueno o es malo?

»Seguro agrícola para la producción de maní

»Juez de Rivas otra vez objetado en caso de dólares

»Creativa respuesta al drama de lanzamientos


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web