El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Martes 21 de Marzo de 2006 - Edición 9196
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs


21 de marzo de 2006 14:21

Emigrantes latinoamericanos crecieron en 25 millones

El principal producto de exportación

El 9.6 por ciento de la población de Nicaragua radica en el extranjero, generando el 11.6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), según un estudio divulgado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).


El principal producto de exportación - Foto
EFE / END. Los inmigrantes latinoamericanos crecieron en 25 millones en los últimos años, convirtiéndose en uno de los principales generadores de riqueza en el continente.

Los emigrantes de Latinoamérica crecieron en cinco millones entre 2000 y 2005 para ubicarse en 25 millones, y México, el Caribe y Colombia son los que tienen una mayor cantidad, según un informe de la CEPAL difundido hoy.


Tanto en el caso de los mexicanos como de los colombianos, la emigración supera el millón de personas, al igual que en el conjunto de países de la Comunidad del Caribe.


Las cifras surgen del informe sobre "Migración internacional, derechos humanos y desarrollo en América Latina y el Caribe", presentado hoy en el XXXI período de sesiones de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), que se celebra en Montevideo.


En varios países caribeños, más de un 20 por ciento de su población se encuentra en el exterior, mientras que en América Latina los porcentajes más altos corresponden a El Salvador (14,5 por ciento), Nicaragua (9,6), México (9,4), la República Dominicana (9,3), Cuba (8,7) y Uruguay (8,3).


Nueve países de América Latina y el Caribe (Argentina, Brasil, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Perú y la República Dominicana) tienen más de medio millón de emigrantes.


Estados Unidos sigue siendo el destino preferido para los emigrantes, y en 2004 (año al que corresponden sus últimos datos disponibles), 18 millones de ellos provenían de países de Latinoamérica y el Caribe.


Ese número, junto a sus descendientes nacidos en tierras estadounidenses, los hacen la primera minoría étnica del país. El informe destaca los "fuertes lazos" que los emigrantes mantienen con sus países y afirma que "casi la mitad" de ellos viven indocumentados.


El estudio de la CEPAL señala, además, que la emigración de Latinoamérica y el Caribe se ha diversificado y a partir de los años 90 se dirige también a Europa, en particular a España, Canadá y Japón, donde se calculan en 3 millones de personas.


España pasó a ser el segundo destino de la emigración regional y en 2004 los emigrantes latinoamericanos se calculaban en 1,2 millones de personas.


El informe también menciona el gran crecimiento de las remesas de dinero que envían los emigrantes a sus países de origen, que se han convertido "en una de las principales fuentes de financiación externa para la región".

Brasil, Colombia y México concentran más del 60 por ciento de las remesas que llegan a la región y otro 20 por ciento van dirigidas a El Salvador, Guatemala y la República Dominicana.


Para países de economía pequeña como Haití, las remesas de los emigrantes significan un 24 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), para Nicaragua un 11 por ciento, y para Honduras un 10 por ciento.


El impacto es igualmente importante en países con economías más desarrolladas como El Salvador (14 por ciento) o la República Dominicana (10 por ciento).


El informe destaca que, además de la emigración hacia otras zonas, también la hay intraregional, y señala a Argentina, Costa Rica y Venezuela como los principales destinos para los emigrantes regionales, que se calculan en 3 millones de personas.


La CEPAL advierte que la búsqueda de nuevos horizontes puede ser una salida al desempleo y la falta de oportunidades en el país de origen, "pero acarrea crecientes riesgos y vulnerabilidad".


Los derechos humanos de muchos emigrantes, ya sea a lo largo de sus travesías, durante su inserción en la sociedades de destino o durante el proceso de repatriación, "suelen ser vulnerados de manera alarmante", señala el estudio.


Por ello, la CEPAL recomienda a los gobiernos "proteger a todos los emigrantes con el derecho internacional, promover una liberalización de la emigración, reconocer la contribución de los emigrantes al país de origen y difundir los aportes que realizan a los países receptores".


Además, exhorta a promover la vinculación de las diásporas, especialmente la de los "cerebros", para formar redes científicas y tecnológicas que colaboren con el desarrollo de los países de origen y maticen la pérdida de técnicos y científicos.




imprimir imprimir  email enviar
Economía

»Asamblea da “ok” a leyes para vigencia del Cafta

»El principal producto de exportación

»Argentinos menos pobres

»Petróleo mantiene alta la inflación

»FMI niega prórroga de entrada en vigencia del Código Tributario

»Avicultura está expectante ante posible llegada de gripe aviar

»Oficializan renuncia de Mario Alonso

»Breves económicas


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web