El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Viernes 05 de Mayo de 2006 - Edición 9238
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Héroe jinotegano de la Guerra Nacional

Trasladan a mausoleo restos del general Patricio Centeno

|
Trasladan a mausoleo restos del general Patricio Centeno - Foto
Silvio Renato Morales, bisnieto del general Patricio Centeno. FRANCISCO MENDOZA / END

Jinotega -Los restos del héroe nacional general Patricio Centeno fueron trasladados al mausoleo municipal construido por el diputado Carlos Noguera, quien por fin se acordó de que Jinotega tenía un héroe que había luchado por la defensa nacional.

Aunque oficialmente el doctor Eugenio López, Alcalde de la “Ciudad de las Brumas”, manifestó a EL NUEVO DIARIO que la actividad no se realizaría porque se llegó a la conclusión de ese acto corresponde al Ejército de Nicaragua por tratarse de un general que defendió la nación de manos extranjeras, la actividad se llevó a cabo sin la presencia del edil jinotegano. El acto incluyó misa campal y un recorrido de los estudiantes por las calles de la ciudad hasta el cementerio municipal.

Las cenizas del general Centeno fueron depositadas en su nuevo lugar de descanso por su bisnieto, Silvio Renato Morales

Quién era Patricio Centeno

Con la finalidad de conocer más acerca de la biografía de este héroe de la “Ciudad de las Brumas” y su participación en la derrota de los filibusteros en 1856, EL NUEVO DIARIO logró conversar con parientes del general, quien dio parte de su vida a la defensa de la nación y hoy ha sido olvidado por los gobiernos de turno.

Se trata de sus bisnietos Silvio Renato Morales Ueberseziz, de 75 años, y Harol Morales Blandón, de 45. El mayor, quien conoce un poco más de la historia del héroe, cuenta que Patricio Centeno era un campesino, humilde y trabajador, originario de una comunidad llamada Parsila, por lo que se asegura que era jinotegano, aunque sus padres vivían en el centro de la raya divisora.

Don Silvio afirma que es muy poco lo que sabe de su bisabuelo, porque con el triunfo de la Revolución la casa de su abuelita --quien manejaba documentos sobre la vida del héroe-- fue saqueada y parte de la historia desapareció, por lo que no sabe cómo fue que éste logró los escalafones de mandos hasta llegar a general.

Patricio Centeno se incorporó al Ejército Nacional al mando del general Tomás Martínez, pero por los conflictos internos que dio inicio a la Guerra Nacional, pasó al Ejército comandado por el general José Dolores Estrada, quien se enfrentara valientemente a los hombres de Walker.

Al conglomerarse las fuerzas nacionales en la hacienda San Jacinto para defender la patria de manos extrañas, Patricio Centeno, que en ese momento ostentaba los grados de teniente coronel, al ver que estaban perdiendo la batalla, se presentó ante su superior, el general Estrada, para pedirle permiso de atacar por la retaguardia y abrir un flanco que les permitiera con mayor facilidad atacar al enemigo, pero éste le fue negado en tres ocasiones.

Eso provocó que el teniente coronel Centeno se insubordinara y, tomando un puñado de hombres, se dirigió a las caballerizas y logró sacar la yeguada --como se le llamaba en ese entonces a los caballos que estaban a la espera de sus jinetes-- y espantó a los atacantes yankis, quienes, pensando que se trataba de refuerzo, salieron en desbandada perseguidos por las tropas patrióticas, principalmente los indios flecheros que llegaron en apoyo de Matagalpa y Jinotega.

El historiador matagalpino Eddy Kühl, en su libro “Matagalpa y su gente”, señala que Francisco Amador y Cosme Pineda, junto a 20 campistas más, voluntariamente lanzaron una expedición para unirse a las tropas comandadas por el entonces teniente coronel Patricio Centeno, y apoyaron la estampida con caballos y yeguas de los vecinos de la hacienda San Jacinto.

Después de esa gloriosa victoria, la gesta del general Centeno no fue reconocida en el parte militar entregado al presidente por el general Estrada, porque fue una orden que nunca dio, pero la decisión valiente de Centeno permitió la derrota de los invasores.

Después, ya con los grados de general, Patricio Centeno regresó a su tierra natal, Jinotega, y contrajo matrimonio con doña Juana María Pineda, tuvieron una hija: Rosaura Centeno Pineda, abuelita de don Silvio y Harol, quien procreó a Gilberto, Irma, Manuel Morales, padre de los hermanos Silvio y Harol, Rafael y Osmundo, todos de apellidos Morales Centeno.

Don Silvio finaliza parte de esta breve historia del héroe nacional señalando que después de la muerte de su abuelo, cuya fecha no está inscrita en su tumba, año con año los estudiantes jinoteganos iban a rendirle honores al héroe, pero con el tiempo nadie se volvió a acordar del general Centeno, hasta 2005 que el diputado Carlos Noguera le construyó un mausoleo.




imprimir imprimir  email enviar
Departamentales

»Exitosa feria campesina

»Trasladan a mausoleo restos del general Patricio Centeno

»Casting radiofónico para capacitar a locutores y controlistas

»Concluye proyecto de construcción de 220 viviendas


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web