El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Lunes 31 de Julio de 2006 - Edición 9325
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Orígenes de los bancos


En marzo de 1912, a escasos tres años de la caída de Zelaya y del liberalismo, el perito bancario John Parker Young fue enviado por los banqueros norteamericanos para llevar la contabilidad de los gastos financieros incurridos para mantener al gobierno de Adolfo Díaz, el vende patria mayor. Ya venía tejiéndose la telaraña monetaria de lo que serían los bancos: Nacional, Nicaragüense y de América, precursores del Sistema Bancario Nicaragüense. Tanto el Banco Nacional, fundado durante la Administración Conservadora (1912), como los otros de tiempo reciente se estructuraron bajo la supervisión de los banqueros gringos (el primero) y los otros con capital “cachureco preferentemente” amasado a la sombra de los gobiernos de los 30 años y el periodo subsiguiente a la caída del Partido Liberal. Aquí no hay donde perderse, los banqueros norteamericanos de los años (1910-20) son los maestros del conservatismo, y sus primeros destellos bancarios se producen en las personas de Díaz y compañía limitada.

Lo interesante es que en ningún momento fue puesta en tela de juicio la honestidad del gobierno liberal de Zelaya. Por el contrario, existe un comentario del mismo perito bancario que reza así: “Cuando el Dr. Madriz (en quien Zelaya depositó la Presidencia) entregó el gobierno a Estrada, el tesoro estaba bien lleno”… Ese dinero lo había dejado en las arcas del Estado el ilustre liberal José Santos Zelaya.

Desafortunadamente fue despilfarrado por los gobernantes Estrada y Díaz, dizque para indemnizar a los prominentes Conservadores, a quienes Zelaya había injuriado

Así lo dice la historia.

Una vez más el Partido Conservador, compuesto principalmente por negociantes de élite, muestra su desmedida ambición en el asunto de las finanzas públicas, mezclando sus intereses personales con los del Estado.

El problema que vive Nicaragua actualmente no es otro que la consecuencia de una política macroeconómica, cuyos benefactores son los pocos que tienen mucho y una triste herencia de banqueros metidos a empresarios y políticos. Aquí precisamente nace el conflicto de intereses o conflict of law, que llaman los trivelinos del norte. Tal como lo hemos visto con los Certificados Negociables de Inversión (Cenis).

No puedo ocultar como liberal nuestra ligera debilidad, especialmente durante el gobierno de Somoza, de Alemán y este último, reconociendo que se han enriquecido a la sombra del árbol frondoso que significa el erario de la nación. Pero aun cuando se nos tilde de corruptos y otros adjetivos calificativos somos bisoños aprendices en comparación con otros, que han mantenido la hegemonía en el campo de las finanzas y cuyos apellidos de origen “cachurecos” son símbolo del poder económico en Nicaragua, sin olvidar a los usurpadores, asaltantes de bienes particulares y del Estado, por supuesto.

No mencionaré nombres, para evitar herir susceptibilidades, aunque ganas no me faltan. Como se trata de historiar un poco acerca de los banqueros y el origen de éstos en Nicaragua, regreso a mi artículo en cuestión.

Veamos las ironías de la vida: los norteamericanos (mentores de los conservadores después de Zelaya), se las ingeniaron para crear lo que serían instituciones con autoridad estatal y de solvencia reconocida, escogiendo para esta misión a hombres ambiciosos, negociantes por antonomasia y de abolengo conservador.

Comenzando con la Recaudación General de Aduanas, luego el Banco Nacional y finalmente en 1917 formaron (los conservadores) la famosa Alta Comisión, que luego se conocería como Presupuesto Nacional, y de este famoso presupuesto se han aprovechado con influencias en el gobierno los señores banqueros con los famosos Cenis.

Por consiguiente: los bancos en nuestra patria han sido y siguen siendo de inspiración norteamericana (intervensionista) y los banqueros, de linaje conservador. Me pregunto: ¿cómo puede un banquero de la noche a la mañana convertirse en el precursor de un cambio político? No sé, pero me suena muy rara esta metamorfosis. Que Dios salve a nuestra patria del apetito voraz de los banqueros, que con tanta simulación jurídica hacen mucho daño.

1) ¿Sabía usted que más de 500 millones de dólares tiene que pagar el pueblo de Nicaragua (los contribuyentes) a los banqueros beneficiados con los Certificados Negociables de Inversión (Cenis)?
2) Diga usted si es verdad, como realmente lo es, que tanto en la Administración Alemán como secretario de la Presidencia y en la Administración de Bolaños como ministro de Hacienda tuvo participación en la quiebra de los bancos (Interbank, Banco del Café, Banco Mercantil y Banco Nicaragüense)
3) Diga usted qué posición tenía en la Administración Alemán hasta el año 2000
4) Diga ser cierto, como efectivamente lo es, que usted era el brazo derecho del presidente Alemán en las reuniones del Gabinete Económico y especialmente en las reuniones previo a la señal bajada de Casa Presidencial a la SIB y al Banco Central, para proceder a la quiebra de los Bancos.

5) Diga ser cierto, como en efecto así es, que usted jamás ha declarado bajo juramento que no conocía sobre la famosa quiebra de los bancos Interbank, Banco del Café, Banco Mercantil y Banco Nicaragüense.

6) ¿Es verdad, como realmente lo confirma la Ley 290, que el secretario de la Presidencia es quien canaliza toda documentación que debe conocer el Ejecutivo o Presidente de la República?
7) ¿Cómo puede usted negar su participación en el procedimiento e instrucciones que venían del Ejecutivo, si por la misma ley era usted quien las hacía llegar a los diferentes funcionarios involucrados en las quiebras de los bancos?
8) ¿Sabe usted qué significa la intervención en un proceso de quiebra cuando es funcionario del gobierno encargado de ésta, miembro del banco en su carácter de accionista y miembro de la Institución que controla las transacciones bancarias (SIB)?, ¿no se le llama conflicto de intereses y tráfico de influencias el beneficiarse con estas quiebras?
9) ¿Puede mostrar públicamente el documento legal que lo convierte en ex socio, ex accionista y ex funcionario del banco conocido como Bancentro? Concretamente: ¿cuándo dejó de ser dueño de éste, y qué prueba legal admisible tiene para respaldar su dicho?
10) Diga ser cierto, como efectivamente así sucedió, que el Banco Nicaragüense, del cual usted como heredero de su padre era principal accionista y fue indemnizado con más de 15 millones de dólares, a pesar de que estaba reportado por la Superintendencia de Bancos de ese entonces (1979) como quebrado y con cifras en rojo hasta por C$909,738.626

(Gaceta No.239 del 17 de Oct. 1980).

11) Diga ser verdad, como se puede comprobar efectivamente a través de Gaceta No. 4 del viernes 5 de enero de 2001, que a pesar de estar quebrado dicho banco, logró que por medio de una junta de notables, compuesta por el Dr. Roberto Incer Barquero, Dr. Eduardo Montiel y Lic. René Morales Carazo, revertir dicho dictamen de la Superintendencia del año 1979 y lograr también en forma muy especial, que vía decreto el señor Esteban Duque Estrada (famoso ministro del Dr. Alemán) ordenara pagar US$450 dólares por acción al Banco Nicaragüense, totalizando la suma de 16,258.500 dólares. Esa junta o comisión de notables actúo por acuerdo presidencial No. 222-98 cuando usted era ministro o secretario de la Presidencia, ¿es o no cierto?
12) ¿Es verdad, como en efecto lo demuestra el decreto presidencial del 24 de septiembre de 2002, que usted fue autorizado por el actual presidente a suscribir un convenio o pacto comercial para que el Estado asuma la obligación de pagar al Banco Central las sumas de dinero comprometidas en el pago de los Cenis?
13) Así mismo, el gobierno, a través de la cartera de Hacienda --cuando usted era el titular-- reestructuró la deuda pendiente con los banqueros hasta por un monto de 324.6 millones de dólares y bajaron las tasas de interés. Pero no bajó la de Bancentro, al contrario le subió de 7.93 a 8.29 (Esto sucedió en noviembre de 2003) ¿Qué puede decirle al pueblo de esto?
14) ¿Puede un banquero, ex ministro de la Presidencia, ex ministro de Hacienda, alegar que no es abogado y por tanto es ajeno a toda la responsabilidad que legalmente tiene en el penoso asunto de los Cenis?
15) ¿Es o no corrupción el tráfico de influencias, el beneficiarse económicamente con dinero procedente del Estado, en especial cuando se es funcionario público?
16) ¿Qué no haría entonces siendo presidente de la República?

acastell46@yahoo.com




Comentarios de nuestros lectores

Rossibell Velasquez
Le felicito por su articulo. Cuanto cinismo tiene Eduardo Montealegre cuando dice y repite como toda una niñita "yo nada tuve que ver nada, nada, nada". Me pregunto entonces: cual era su función? Es muy claro, su función era ver como se llenaban más sus arcas.
Cuando te presentes ante El Señor y te pregunte Eduardo qué hicistes por mi pueblo? te veo ardiendo en el infierno.
Podrás engañar a la gente con tu carita de yo no fuí, pero El Todopoderoso un día te pedirá cuentas. Teme de Dios!


Flavio Rivera Montealegre
Estimado primo Alfonso:
Te felicito por tu escrito, a pesar que cae en muchas inexactitudes, pero, mi felicitación es especialmente porque en tu escrito se encuentra la solución a la pobreza en Nicaragua. Me explico: si son los "cachurecos" los que han tenido la inteligencia, la habilicad, la astucia y la osadía de construir capitales, pues, lógicamente el secreto estriba en que si todos los pobres se hicieran "cachurecos" y se quitaran el ropaje "rojo sin mancha", tienen muchas posibilidades de hacerse ricos, millonarios y hasta puede que multimillonarios (como el caso a medias de los Centeno Roque, que si hubiesen sido "cachurecos" estarían gozando de su capital). Y como muy bien explicas en tu escrito, ha sido bajo los gobiernos de los mal llamados "liberales" es que se han cerrado muchos bancos y se ha actuado a la ligera y la pobreza ha empeorado, lógico es pensar que hay que exterminar con ese "liberalismo salvaje" que va en yunta con el "capitalismo salvaje". Me permito recordarte lo que le dijo un padre liberal a su hijo liberal: "Hijo, si puedes hacer dinero honestamente, hazlo; si no, hazlo de cualquier manera y a cualquier costo". Este consejo lo siguieron al pie de la letra los frentistas y hoy tienen inversiones hasta en el Canadá, pasando por México y Costa Rica; siendo así que el más pobre de todos ellos es el casi bachiller, digamos, el bachiller infieri Daniel Ortega y Saavedra. Si cada bachiller en Nicaragua tuviese es pequeño y mísero capital, nos podríamos sentir tranquilos por que de esa forma estaríamos combatiendo la pobreza. El bachiller es el mejor ejemplo para los pobres, por lo que recomiendo que sigan ese ejemplo, el bachiller hasta podría escribir un libro motivacional, dirigido a los pobres y debe intitularse: "Cómo salir de pobreza por la vía de la profesión más lucrativa: la politica" Teniendo el sumo cuidado de dejar saber al lector que esa profesión es exitosa solamente países miserables como Nicaragua.


Roberto Lopez
Si todo esto es cierto, a como a lo mejor lo es:
Queres más masa lorito metido a politico. Este tipo de artículos los deberían imprimir y regalarselos a todos los que piensan votar.


Alfonso Noel
Sólo le falto decir, voten por mi primo Rizo, al que le condonaron las deudas que tenia en el Banic, cuando este quebró por ordenes de Alemán... eso si no dice... a Castellón es uno de los que les Urge Rizo.


imprimir imprimir  email enviar
Opinión

»En la democracia no se puede gobernar en secreto

»Orígenes de los bancos

»Un diálogo sin futuro

»La reconciliación entre los excluidos del sistema

»¿Y si no hubiesen muerto los héroes?

»Por la salud de la Historia


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web