El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Sábado 06 de Enero de 2007
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Nuevo Amanecer
ene 6, 2007

DIRIANGÉN‑ GÜEGÜENCE ‑ DIRIAMBA


1168034091_el EL GUEGUENCE   moises lopez  02.jpg

La historia de los pueblos la hacen todos y cada uno de sus integrantes, desde el más indiferente hasta el más protagonista, desde el más ignorante hasta el más sabio e ilustrado, desde el más aislado hasta el gobernante, desde el más vago y ocioso hasta el más trabajador o investigador, desde los judas y vende patrias hasta los héroes y mártires, desde los más anónimos hasta los más destacados, todos y cada uno tuvieron el talento, cualidad y valores, pero no todos tuvieron estos dotes, talvez todo lo contrario o lo invirtieron en ambición, oportunismo e indiferencia, y unos pocos sí lograron la altruista oportunidad de dar lo mejor de sí para enaltecer, honrar, desarrollar y dignificar a nuestro pueblo, cada quien desde su talento, su esfuerzo, su condición y su convicción, y en esta casita llamada Nicaragüita, hemos y seguiremos viviendo la familia pinolera “nicaragüense por gracia de Dios y de ellos”.

Me siento muy digno y orgulloso de ser de la estirpe del Cacique Diriangén, “Padre de la Resistencia indígena de América, Diriangén, El gran Teyte (Trastuani) y El Gran Mánqueme, a él mi respeto, cariño y admiración. Diriangén fue instruido por los mejores maestros de su imperio, militar de escuela, noble de nacimiento, firmeza de mando, obsesionado, terco, de ojos negros en donde brillaban los vigores de la raza, Cacique Diriangén, honra y gloria de Nicaragua, Cacique que ama y defiende a su pueblo y a su tierra, con coraje y valor, y que se hace evidente en 1522 cuando se encontró con el conquistador, Gil González de Ávila en las llanuras de Nandaime (Nacheri), en donde astuta e inteligentemente lo visitó con una comitiva de 500 hombres y 17 doncellas portando estandartes y presentes de 500 pavos o chompipes y 200 hachas pequeñas y patenas de oro, para analizar el comportamiento de los conquistadores y despejar dudas de que si eran dioses o simples mortales, el conquistador tomó los presentes, agradeció e instó a los Dirianes a bautizarse, Diriangén prudentemente y usando su astucia le manifiesta que le daría respuesta después de reunirse con el Consejo de Ancianos; ningún Dirian del Cacique fue bautizado, al contrario, se preparó y el 17 de abril siguiente (fecha histórica para América), Diriangén y sus tropas regresan y atacan a los invasores colonialistas, iniciando así la resistencia heroica en suelo nicaragüense.

El 18 de enero del presente año, habiendo solicitado anuencia y apoyo del Concejo Municipal de Diriamba, organicé de una manera sencilla, humilde y con limitaciones el 1· Homenaje al Cacique Diriangén, pues analizaba que se habían hecho homenajes a Sandino, Darío, Zeledón, Rigoberto, etc.

Y afirmo que se lo merecen una y otra vez, para que el pueblo reconozca a sus verdaderos hijos, que la aman a Nicaragua, pero que era lamentable que a un HÉROE de la estatura de Diriangén, el primer hombre que valientemente se enfrentó al invasor en América, no se le había hecho ningún reconocimiento, ningún homenaje, y es lamentable y triste que se honrara a extranjeros con Órdenes y Medallas con el nombre de nuestros héroes e ilustres y a Diriangén no se le da el debido respeto y mérito, y peor aún y más triste y preocupante como cantinas, casinos, monederos, buses y otros llevan su nombre.

Más de dos siglos después, por la misma zona por las calles de Diriamba, ese Cacique, su conducta, su posición rebelde, su astucia, inteligencia, su protesta se expresa suavemente y en lugar de armas, el arte, en lugar de chompipes la máscara, en lugar de doncellas la Suche ‑ Malinche, en lugar de hachas y patenas, cajonería de oro y plata, en lugar de estandartes, el pito y el tambor, y en lugar de guerreros, el cabildo real y la resistencia continua, otro esquema histórico, Diriangén se transfiguró, es El Güegüence, El Güegüence es Diriangén, es el diriambino y nicaragüense que centra su protesta contra la invasión, contra el gobernador indígena (Tlataoni), vende patria extranjerizado, corrupto y cómplice de las oligarquías, que protesta por su condición que le han impuesto, esclavitud, genocidio, pobreza, violaciones, miseria, robo, ignorancia y nepotismo de los señores gobernantes.

Mascamayagua sor gobernador Tastuanes (A sus órdenes, Sr. Gobernador Tastuane) ¿cuándo van a ser generosas, equitativas y de beneficio para el pueblo esas órdenes? ¿Y cuándo van a ser honestos y eficientes los que las cumplen? Y ese nervio de la raza se hizo evidente cuando en la cruenta lucha armada contra la dictadura Somocista, Diriamba era la primera ciudad liberada el 22 de junio del 79. Diriangén, los Dirianes, los Güegüenses, liberaron su territorio, y muchos Dirianes que fuimos de exilio volvimos combatiendo en todos los frentes de guerra.

Diriangén, Güegüence, nos proyectan a estos hombres, a estos héroes, a estos militares, políticos, culturales, sociales, económicos, religiosos, como entes folklóricos, como reseña histórica, como orgullo vanidoso, y porque, no lo proyectamos gobernantes y gobernados asumiendo su conducta, su ejemplo, su convicción, su legado, su amor por Nicaragua, su arte, sus principios, ellos sí amaron y murieron por Nicaragua.

Los medios ahora hablan de que todos estamos expectantes, que todo en incertidumbre, ¿quién es quién?, ¿qué pasará?, ¿nos vamos o nos quedamos?, ¿habrá piñata?, ¿seguirá la corrupción?, ¿el nepotismo?, ¿el enriquecimiento ílícito?, ¿la violación a la justicia?, ¿el tráfico de drogas?, ¿las ventas de nuestras riquezas?, ¿el éxodo?, ¿la tristeza, la angustia, los vicios, la ignorancia, el subdesarrollo, la dependencia, la desintegración familiar, etc., etc., etc.?
¿Dónde está ese Diriangén?, ¿dónde está ese Güegüence?, ¿acaso en los políticos y gobernantes? ¿O está en el pueblo?; LA MÁXIMA AUTORIDAD, las autoridades son los que tienen que hacer lo que nosotros decidimos, y no nosotros lo que decidan ellos, debemos unirnos, los pobres y los ricos. Todas las creencias religiosas, apartar lo que nos ha separado, los colores políticos. Los blancos y los mestizos, los feos, los más feos y los bonitos, para que el Güegüence diga sus últimos parlamentos:
Alguacil mayor: Dese prisa Güengüence.

Güegüence: Déjeme recordar mis tiempos pasados que con eso me consuelo. Ah, muchachos, ¿para dónde vamos, para atrás o para adelante?
Don Forsico: Para adelante Tatita!!!
Matateco Dio Miscuales Nicaragua
(Ruego a Dios que proteja a Nicaragua)
Y que, Diriangén: levanta el estandarte de la lucha.

El Güegüence los sones de la victoria

Sandino la bandera de la libertad.

Y Darío la proclama: Nicaragua que está hecha de vigor y de gloria, Nicaragua está hecha para la libertad.

¡VIVA DIRIANGÉN!
¡VIVA EL GÜEGÜENCE ¡
¡VIVA DIRIAMBA!
En saludo al l° Aniversario del “Güegüence Universal”



imprimir imprimir  enviar enviar
Nuevo Amanecer

Brújula para leer

DIRIANGÉN‑ GÜEGÜENCE ‑ DIRIAMBA

“Cuando uno escribe un poema se ilumina la inmensidad”

Poema de R i m b a u d

Lluvia de polillas

La vela de la vida de Ricardo Armijo

BLAS DE OTERO. Expresión y reunión a modo de antología. Alianza Editorial.

Alejandra Sequeira

Los Impresionistas


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web