El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Miércoles 11 de Abril de 2007 - Edición 9574
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Cerca de 40 mil familias sin acceso a este servicio básico

¡Agua!, claman en Las Minas

* Lo paradójico es que en esta zona caribeña se encuentran los más caudalosos ríos
* El problema es que han sido contaminados, y de los pocos asimilables no pueden trasladar el vital líquido a viviendas por falta de voluntad y gestión de autoridades locales

|
¡Agua!, claman en Las Minas - Foto
MOISÉS CENTENO / END.- Rebosantes ríos como el Waspuk, en la gráfica, son cursos amenazados por la irracionalidad en su uso de parte del mismo ser humano.

Las Minas,
Marzo, abril y parte de mayo son meses sumamente críticos por la escasez de agua en Siuna, Rosita, Bonanza, Prinzapolka y Mulukukú, en la Región Autónoma del Atlántico Norte.

En estos momentos casi 40 mil familias sufren por la falta de agua potable, y la poca que se consume y se utiliza para preparar los alimentos se consigue de pozos artesanales, que se encuentran contaminados con heces fecales y minerales pesados, según estudios del Ministerio de Salud.

Es común en estos municipios ver halar agua no potable en baldes y barriles a los niños, adolescentes, madres y padres de familia desde lugares distantes y en horas en las que el astro rey golpea con mayor fuerza

Lo paradójico

Lo paradójico en esta zona es que por los cuatros costados está bañada de importantes y caudalosos ríos, pero sus habitantes, sobre todo de las áreas urbanas, languidecen por ese preciado líquido.

El municipio de Bonanza está rodeado de los ríos Waspuk, Pis Pis, Tunky, Agua Clara, San Pedro y Salto Grande, para mencionar los más utilizados. Mientras Siuna cuenta con los caudalosos Wany, Labú, Yaoya, Coperna, Tadasna y los saltos del YY.

Rosita tiene cerca los ríos Zopilote, Susún, Okonwás, Banacruz, Tunky, Tipispan, además de los caudalosos y referentes ríos Kukalaya y Bambana.

El río Tuma irriga al municipio de Mulukukú, y el Prinzapolka lo hace con el municipio del mismo nombre

Humanos no contribuimos

Lamentablemente, la razón y la acción del ser humano, hasta ahora, no han contribuido con la protección y uso responsable que requiere esta riqueza natural, pues todos los caudales mencionados se encuentran contaminados, al ser utilizados, en la mayoría de los casos, como vertederos de desechos.

Las autoridades locales y regionales poco han hecho para mitigar esta degradación con el deseado recurso acuífero. Tampoco parece interesarles el sufrimiento de la mayoría de sus pobladores por la falta de agua potable

Ni servido el servicio

Por ejemplo, en Rosita, el gobierno anterior, a través del Fondo de Inversión Social de Emergencia, el año pasado entregó a la alcaldía el proyecto de agua potable, con un costo de 11 millones de córdobas, sin embargo, lo instalado está oxidándose debido a la inutilidad o infuncionalidad de la obra.

El Concejo de esta ciudad decidió entregar el proyecto de agua a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal), justificando la falta de experiencia en la administración y mantenimiento del proyecto de agua, aunque también adujeron lo no rentabilidad del servicio.

Hasta hoy, ni Enacal ni la alcaldía asumen sus responsabilidades para abastecer de agua potable a poco más de diez mil familias en Rosita, que desde hace dos años claman por este servicio

Milagro

En Siuna, el gobierno local necesita 14 millones de córdobas para completar la segunda fase del proyecto de agua potable, que incluye el cambio de red, desde la domiciliar hasta la fuente de agua de Labú.

Estiman que unas 20 mil familias son las necesitadas de agua potable en Siuna. El día que a duras penas deciden dar el servicio de agua, los pobladores lo califican como un milagro.

Similar es la situación en Bonanza, en cuanto a que también requiere de unos 8 millones de córdobas para asegurar la segunda fase del proyecto de agua potable.

En esta localidad la empresa aguadora del gobierno local necesita sustituir la cañería, ya que su estado es obsoleto y debido a ello se escapa el líquido que debiera beneficiar a más de 600 familias

Poco interés

La percepción de los habitantes en Las Minas, como Daniel Soza Martínez y Enrique Hernández González, es de que pareciera que las autoridades locales no tienen voluntad y capacidad de gestión del presupuesto para asegurar la continuidad de los proyectos de agua potable.

En Prinzapolka y Mulukukú es más crítico el asunto, por lo que sus pobladores dependen del principal río que los rodea.

mcenteno@elnuevodiario.com.ni




Comentarios de nuestros lectores

Motosierra
Sigan echándoles los bosques.


imprimir imprimir  email enviar
Departamentales

»¡Agua!, claman en Las Minas

»Sanearán costa del Cocibolca

»Edil de El Coral a favor de pertenecer a Zelaya Central

»Apoyo para crisis de agua en Chontales


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web