El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Martes 24 de Abril de 2007 - Edición 9587
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Eduardo Estrada hace lanzamiento hoy

El Güegüence ahora por Multimedia

|
El Güegüence ahora por Multimedia - Foto
Miguel Molina / END.- Eduardo Estrada presentará hoy un libro digital sobre “El Güegüence” en el Hotel Intercontinental de Metrocentro, a las 5:30 pm.

Hasta hace poco, el lenguaje de Eduardo Estrada, un analista económico, era cuestión de recesión, inflación, tasa de crecimiento, gastos de capital, inversiones públicas, política fiscal, modelos económicos.

Hoy dio un giro casi de revolución: fue a las procesiones de San Sebastián en Diriamba, y aunque pareciera una conversión mística, porque en algunos momentos hasta danzó como cualquier promesante, su transformación no alcanza el atrio de ninguna iglesia, más que la necesaria para sentir al Güegüence.

Eduardo, también conocido entre los comunicadores como “Gorki”, se entusiasmó con “El Güegüence”, al punto que ahora presenta su propia versión narrativa de la célebre obra que llevara a la escritura don Juan Eligio de la Rocha, y después llegara a las propias manos de José Martí en el siglo XIX.

“Van los caballos de los señores principales a trote, con coloridos aparejos y la mula o el macho del labriego sencillo que ha venido al pueblo a venerar al santo, a dar la limosna, a tomar chicha o comer tamales, y de paso echar un vistazo al Güegüence o la Danza del Macho Ratón”.

Si El Güegüence es teatro, baile, música, plástica e historia, el periodista y editor de un sitio de economía en la gran red, quiso aprovechar toda la riqueza de la obra del siglo XVII para convertirla en un verdadero producto del siglo XXI: la primera edición en multimedia.

Puede ser posible que el olfato de economista lo haya llevado a los días cuando reinaba el águila bicélafa de Carlos II “El Hechizado”, o “jilguerillo” de dos cabezas que describió con sorna el propio personaje.

El Güegüence irrumpe precisamente cuando cae todo el poderío de España y los de la corte --y autoridades, tanto de la Península como en las colonias-- se resisten a perder sus privilegios. De ahí que quieran hacerse de las “cajonerías de oro” del gran viejo que recorre desde los “Diriomos hasta la Verapaz”

No es tradicional

El Güegüence en la versión de Estrada no es tradicional, ni por el formato --en un disco compacto-- ni por el texto.

El lo define así: “Es un libro electrónico multimedia, que lleva texto, música y video, y la capacidad de poder interactuar, con diferentes opciones de lectura.El video aquí es complementario”.

Titulado “Las Picardías del Güegüence”, Estrada subraya que su presentación permite leerlo de forma agradable, en pantalla completa, con barra de navegación; es bilingüe el libro, inglés-español. Cuenta con icono para música, lo cual permite ambientar la lectura, y, además, el ciberlector puede acompañarse de imágenes.

Si alguien piensa que deberá pasar horas o días leyendo la obra, “Gorki” les asegura que lo leerá de un “sólo tirón”, lo más 45 minutos. La letra es grande, las páginas digitales son atractivas y no se ve como tarea u obligación leerlo.

Estrada, además, ha pensado hasta en aquellos que no son muy dados a la lectura y les ha resuelto el problema de saber de qué trata la obra con sólo pulsar la lectura, sea en inglés o español y escucharla.

El autor parece que liberó sus cualidades hasta ahora escondidas, y se permitió dibujar sobre la fotografía las imágenes de los personajes, estilizando las emblemáticas figuras de Don Forcico y don Ambrosio, como del Alguacil y el Gobernador Tastuanes. “Estas imágenes fueron trabajadas por mí, yo las dibujé sobre fotografía. Hay un trabajo artístico en la parte fotográfica. Imágenes de las fiestas de San Sebastián, Diriamba”.

El lector podrá ver un video de la festividad patronal y un diálogo en vivo de 10 minutos de El Güegüence al aire libre. Otros videos son de danza: El Gigante, El Toro Huaco, El Viejo y la Vieja, Las Inditas…
Cuenta, además, con un pequeño álbum de fotografías. Y una breve reseña de El Güegüence, patrimonio intangible de la Humanidad.

El disco cuesta 15 dólares y es de una hora. Hay 25 minutos de video. 45 fotografías. Se puede imprimir, incluso, con los vivos colores que tanta gracia le dan a su puesta en escena.

La idea de utilizar los adelantos audiovisuales le surgió hace dos años, cuando escuchó de sus hijas Mariana y France, de 12 y 14 años, que les era muy aburrido leer una obra de teatro.

Así comenzó a trabajar en “una versión narrativa”. Asegura que no quiere explicar El Güegüence, sino narrarlo.

“Es una combinación de la versión original con mis impresiones, mi imaginación, mi creatividad, y para esto fui a las fiestas de Diriamba y allá estuve varios días”, contesta a la pregunta sobre el texto.

Zulmara Cline, de la Universidad de California, hizo la versión al inglés. La obra será distribuida en Estados Unidos. Y es posible que se imprima como se han hecho los libros desde hace seis siglos, para los lectores de carne y hueso: un libro de tinta y papel

Espera las críticas

Le pregunto cómo espera que reciban los güegüencistas su obra, que para empezar la escribe con “s”, siguiendo la idea de Jorge Eduardo Arellano, contra la “c” con la cual se apuntan Juan Eligio de La Rocha, Emilio Álvarez Lejarza, Daniel Brinton y Walter Lehmann. Y por si fuera poco: José Martí, Rubén Darío, Pablo Antonio Cuadra, Ernesto Cardenal, Fernando Silva y Carlos Mántica.

“Conociendo la cultura criolla de nuestros escritores criollos, algunos tendrán una reacción negativa. Los periodistas cuando nos metemos a la literatura, comienzan a criticar: algunos ya han dicho que no soy escritor y me están pidiendo licencia como a El Güegüence. Que por qué estoy metido en esto, que no tengo nada que hacer en este campo, que soy economista. Yo les contesto: a mí nadie me tiene que dar licencia”.

Después le escucho a Eduardo Estrada estas palabras, que leyéndolas suenan a perdón adelantado, pero oyéndoselas todos esperarían una reacción desde el Cabildo Real: “Espero que haya escritores de avanzada que acepten esta versión”.


Subir


Enlaces relacionados:

Noticia relacionada: Libro virtual “Las picardías del Güegüense”


Comentarios de nuestros lectores

CLAUDIA
Compañero editor de éste artículo, le sugiero sea más cuidadoso con su redacción. Es "GÜEGÜENSE" no "güegüense"

Nelson
Magnífica labor de Eduardo Estrada, aunque no haya tenido la oportunidad de comprar el CD hay que apoyar y consumir lo que producen los nicaragüenses. En cuando a Francisco E. Marin, este individuo esta EN CONTRA DE LOS QUE ESTAN EN CONTRA Y EN CONTRA DE LOS QUE ESTAN A FAVOR.

H!
Güegüence o Güegüense??

edgard
Esto si es buena noticia...espero que esta versión este lo más ajustada a la original, no es bueno crear versiones que le presenten al lector una idea diferente de lo que es esta importante obra teatral...espero nos informen donde comprarlo y gracias de antemano por este trabajo.

Niquinahualt
Existe una polemica en cuanto al origen del Gueguense (Obra de Teatro), porque en Diiamba lo que se presenta como Gueguense es el baile y no la obra de teatro, por lo cual las personas que desean hacer estudios a sacar reportajes sobre nuesta mas grande obre deberian de Investigar mas sobre esta polemica, ya que en Niquinohomo desde hace mucho se hace la presentacion Teatral y de calle del Gueguense...Visitennos y se daran cuenta...

carmen
PERFECTO PERO DONDE LO PUEDO COMPRAR? DEJENOS SABER GRACIAS

Mr Waro
Sería bueno que pongan la información de cuándo y dónde será distribuido aquí en los EEUU el disco compacto, o como se puede ordenar desde aquí.

Francisco E Marin
I'm sorry, pero en nada me edifican las procesiones, mucho menos El Güegüence, lo que es mi persona cero respaldo económico. Gracias, quizas en otra portunidad "marchantito".

Rudy Cherry
Fantastico!
Pero dedíquense más a nuestro Rubén Darío.



imprimir imprimir  email enviar
Nacionales

»El Güegüence ahora por Multimedia

»“Ortega ha sido imprudente”

»Polémica por generadoras energéticas venezolanas

»Detienen embarcación en alta mar

»Centroamérica cierra fronteras al Anticristo

»Elecciones en Sutiava

»EEUU dona equipo para destruir armas

»Brasil ayudará a generar biocombustibles

»Acusa a Fenosa de incumplir plan de inversiones

»Diputados revisarán contrato con Fenosa

»Petronic fue atracado

»Nada claro sobre horrendo asesinato de niña

»Brote de histeria en colegio de Bilwi

»Asonada, destrucción y hieren a un mayor

»“Retrocedieron extremos de derecha e izquierda”

»Plantones siguen y Ortega da razón a los maestros

»Albanic debe liquidarse de acuerdo con la ley

»Confusión en elecciones indígenas

»Avanza Inventario Nacional Forestal

»Rappaccioli anuncia apagones de dos horas

»“No me hallan nada porque soy inocente”

»Sube a 74 la “cosecha”de ilegales capturados

»Contralor y correligionarios: “Está limpio, todo caducó”


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web