El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Lunes 30 de Abril de 2007
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

El Deportivo
abr 30, 2007

El mayor reto para De La Hoya

Boxeo internacional

Mayweather es más rápido que Mosley, y es difícil acorralarlo

1177890446_163-PRESENTAN.jpg
Oscar de la Hoya y Floyd Mayweather, que tuvieron una agitada campaña promocional, se medirán el sábado en Las Vegas.

Llega la pelea del año, Oscar de la Hoya vs. el invicto Floyd Mayweather, el próximo sábado 5 de mayo en el MGM de Las Vegas, Nevada. De La Hoya, quien después de 20 meses de inactividad y de su derrota por nocaut ante Bernard Hopkins buscando unificar las coronas Medianas, regresó a noquear en seis rounds al indisciplinado y tromponero nica Ricardo Mayorga. Ese triunfo le ha valido para subir sus bonos, al ganar por segunda vez la corona de las 154 libras del CMB.

Ahora su rival de turno será el habilidoso, de rápido golpeo, escurridizo y hasta correlón Floyd Mayweather, quien a sus 30 años se mantiene invicto en 37 peleas, con 24 nocaut propinados, y quien al igual que De La Hoya comenzó ganando la corona de las 130 libras y ha venido escalando, ganando las diademas Ligera (135), la Welter Jr. (140 libras) y la Welter (147). Mayweather busca ahora su quinta corona en cinco diferentes pesos y para ello reta a De La Hoya (campeón en seis categorías, desde las 130 hasta las 160 libras) y ha dicho que este combate marcará el retiro del “muchacho de oro”.

Mayweather, por su ascenso a categorías en donde su pegada es mejor asimilada, ha venido registrando sus últimas victorias por la vía de los puntos, en los casos de Zab Judah, defendiendo su corona 140 (que le arrebató por KOT en seis rounds a Arturo Gatti), y en su último pleito “paseó” al argentino Carlos Baldomir, quien había despojado al propio Zab Judah, para arrebatarle la corona Welter.

Mayweather posee una línea de boxeo muy buena cuando se planta a pelear, pero con mucha frecuencia combina su habilidad para golpear con su velocidad de piernas. Su capacidad de traslado y movilidad sobre los tinglados hace difícil su captura y no ofrece un blanco fijo a sus rivales. Ése será uno de los detalles que De La Hoya deberá superar si pretende retener su corona.

De La Hoya, a sus 32 años, ya no es el mismo que peleó y perdió dos veces ante el velocísimo Shane Mosley, y amparado en ese antecedente es que creo que De La Hoya no tendrá los pronósticos a su favor. Aclaro que Oscar es el que tiene mayor dinamita en sus puños para definir, pero Mayweather no es el “poste inmóvil” que fue Mayorga, y los aficionados que le van a De La Hoya por su presentación ante “El Loco” Mayorga, creánlo, estarán equivocados si utilizan ese parámetro.

Para De La Hoya será la pelea final de su carrera, gane o pierda, pero el inteligente empresario millonario quiere irse con un triunfo de la actividad boxeril, que para lograrlo deberá llegar lo más liviano posible. Mientras De La Hoya ha estado bajando de peso para marcar la categoría de las 154 libras, Mayweather seguramente se presentará apenas encima de las 150 libras, lo que le asegurará una gran movilidad, con la cual De La Hoya tendrá que lidiar los 12 rounds.

Para nadie es un secreto que De La Hoya ha presentado problemas en los round finales (acusando cansancio) en sus últimas 10 ó 12 peleas, excluyendo la de Mayorga, quien tal como el mismo Oscar aseguró antes del combate, lo seleccionó por analizar que era el rival más cómodo y que finalmente le resultó tan fácil por su poco profesionalismo para entrenar.

A los que creen en De La Hoya, recuerden su pobre presentación ante Hopkins en donde “supuestamente” fue noqueado con un gancho al hígado en lo que ha sido su más triste derrota. Antes, Oscar había sufrido ante el alemán Félix Sturm, quien, según apreciación personal, fue despojado de al menos un empate, pero Oscar fue favorecido con un triunfo unánime con los tres jueces anotando exactamente 115-113, en fallo muy abucheado que le dejó la corona 160 libras del CMB.

Antes de pelear contra Sturm, De La Hoya venía de ser derrotado más claramente por Shane Mosley por decisión unánime en junio de 2004, luego de haberle ganado una decisión dividida en junio de 2000.

A criterio personal, la pelea Mayweather-De La Hoya se definirá por la vía de los puntos en un 98 por ciento. Mayweather, además de sus habilidades antes mencionadas, acostumbra a prepararse muy bien y difícilmente va a ser noqueado.

Para decirlo de una vez, veo favorito a Mayweather para imponerse por decisión, aunque eso no signifique que De La Hoya no será un digno rival. Oscar llevará ventajas en estatura, 5 pies y 10.5 pulgadas contra 5’8”, y mínima en alcance de 73 pulgadas a 72. Seguro que será un duelo de estrategias, de un primer round de mucho estudio y no veo a ninguno de los dos tratando de desbordar de entrada.

La pelea entrará en calor a partir del tercer round, con un De La Hoya tratando de hacer méritos en base a su puntería con el jab de izquierda lidiando con la defensa y estilo de Mayweather, para no verse en problemas de puntos desde la mitad del combate. La tercera parte del pleito, del noveno al round 12, será el tramo que defina la reyerta, y veo ganador a Mayweather con todo y que su estilo –-correlón sobre todo-- no gusta mucho

Ni robo ni sorpresa, ganaré: Mayweather
Rafael Ramos
Villagrana
La Opinión
De “Pretty Boy” a “Pretty Boy”. De Floyd Mayweather a Oscar de la Hoya

Las contraofensivas continúan.

El junior no teme, como sí teme su padre, llegar al final de los 12 asaltos y, en las matemáticas misteriosas de las tarjetas, ser despojado.

“Ni pienso en ello, pero además no creo que lleguemos a los 12 asaltos”, asegura Floyd Mayweather hijo en teleconferencia de cara a su combate del sábado.

“He visto decisiones que han parecido despojos, pero yo creo que la Comisión de Boxeo de Las Vegas es honesta, es justa”, explicó el peleador.

“Eso le pasó a Ike Quartey y a Pernell Whittaker con Oscar de la Hoya, pero también a Oscar ante ‘Tito’ Trinidad. Pero nada de eso ocurrirá en Las Vegas el 5 de mayo”, explica.

Floyd Mayweather enfrentó 52 minutos de combate vía telefónica con los medios y sobrevivió a la experiencia con esa locuacidad que le distingue, y a veces tartamudeando en la precipitación por exponer sus puntos de vista.

La pelea tiene nombre. “El mundo espera”. Y sabe lo que el mundo espera, que a veces no coincide con sus propios planes.

“Muchos involucrados (público, prensa, aficionados) estarán del lado de Oscar. Es su decisión, pero al final sólo habrá un ganador

El mejor. Ése soy yo”, puntualiza.

“Somos los dos mejores del mundo en este momento. Pero yo soy el mejor del mundo en este momento”, indica.

Floyd Mayweather no se deja tentar por la modestia ni por la prudencia

Al contrario.

“Esta pelea la va a ganar el más fuerte, el más inteligente, el más agresivo, el más valiente… y en eso tengo ventaja”, explica.

“Soy un peleador más inteligente que Oscar. Me han golpeado menos, mucho menos que a él y eso demuestra mi inteligencia para pelear”, agregó.

Trabajando bajo el mando de su tío Roger Mayweather, habla sobre la presencia constante de su padre en los entrenamientos.

“No sabemos si va a estar en la esquina. Esa decisión no la hemos tomado. Mi padre es un gran entrenador, pero en este momento mi entrenador es mi tío [Roger]. La familia se encuentra unida para ganar este combate”, agrega el junior.

El peleador que presume una marca de 37-0, 24 nocauts, toma con pinzas las interrogantes acerca de resolver el combate por la vía del KO o del KOT.

“Este combate hay que ganarlo. Lo más importante, lo prioritario, es ganarlo, lo demás es secundario”, dice.

“Llego en gran forma, en mi mejor forma posible, y eso debe bastar para ganar. A Oscar lo he oído decir en otros combates que llega en su mejor forma”.

No quiere hablar de retiro después del combate con De La Hoya, pero sabe que es una decisión que podrá tomar después del veredicto final.

“En este momento no quiero anticipar alguna decisión. Esperaremos a después de la pelea. El dinero que dejará este combate es muy importante, la familia reclama atención, pero yo no quiero alejarme del boxeo, quiero seguir en él. Tal vez esa noche tomemos la decisión”, señala

El “Golden Boy” asegura que va muy motivado
LOS ÁNGELES / AFP
El mexicano-estadounidense Oscar de la Hoya, seis veces campeón mundial, aseguró el pasado miércoles que irá “sumamente motivado” y con intenciones de noquear al invicto estadounidense Floyd Mayweather el 5 de mayo en Las Vegas.

El ‘Golden Boy’ defenderá su título Superwelter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en un esperado pleito que ha roto récord de taquilla y teleaudiencia para una categoría que no sea de los pesos completos.

“Para esta pelea contra Mayweather voy sumamente motivado y con intenciones de noquearlo. Pronostico que ganaré por nocaut”, aseguró De La Hoya desde su cuartel de entrenamiento en Puerto Rico, en una teleconferencia con medios de prensa nacionales y extranjeros.

El multicampeón en varias categorías manifestó sus deseos de subir al cuadrilátero para definir quién es el mejor boxeador libra por libra del momento.

“A tan pocos días del gran combate me siento excitado. No puedo esperar por esta gran pelea y estoy listo para todo. Como siempre he hecho en mis peleas, le voy a echar muchas ganas, pues me encantaría ser el mejor libra por libra del mundo”, señaló.

De la Hoya indicó sentirse estimulado además por la visita que le realizara en su campo de entrenamiento su otrora gran rival, el puertorriqueño Félix ‘Tito’ Trinidad, el hombre que le rompió el invicto cuando se enfrentaron el 18 de septiembre de 1999 en Las Vegas.

“Fue una gran motivación ver a Trinidad en el gimnasio para apoyarme y decirme que estará en mi esquina, alentándome al ciento por ciento. Le estoy bien agradecido por ese gesto, que hizo de corazón”, manifestó.

Según De La Hoya, “Tito me dijo que me veía más fuerte, más maduro, más inteligente, y me aseguró que voy a ganar la pelea”.

De La Hoya dijo haber realizado el entrenamiento más riguroso de su laureada carrera, ahora bajo las órdenes del preparador Freddie Roach, quien sustituyó a Floyd Mayweather padre.

“Freddie es un entrenador bien agresivo y en todo momento me empuja a ponerle más presión al entrenamiento. Te hace tirar golpes fuertes, como si estuvieras de verdad en la pelea, que le metas con todo al entrenamiento”, acotó.

El ‘Niño de Oro’ indicó que una de las cosas buenas que ha captado con Roach es haber recuperado la fogosidad que caracterizó el comienzo de su carrera.

“Yo era un fajador agresivo al comienzo de mi carrera, y fui perdiendo eso, esa chispa, que ahora siento he recuperado, pero con más experiencia y mejor boxeo. Mayweather se va a llevar una sorpresa”, apuntó.

De La Hoya afirmó que el día de la pelea “estaré sin problemas en el peso de las 154 libras (69.8 kgs)”.

“Llevo como dos semanas pesando 152 libras y me siento más rápido en ese peso”, expresón



imprimir imprimir  enviar enviar
El Deportivo

¿El peor abril de Padilla?

¿Llegará “Bora” a su sexto Mundial?

El mayor reto para De La Hoya

El Chelsea a quebrar el maleficio

Rooney le dio aire al Manchester

Una jornada espectacular


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web