El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Viernes 11 de Mayo de 2007 - Edición 9604
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

* Con su retiro abre camino para la batalla por el liderazgo del Partido Laborista en Gran Bretaña


 - Foto
EFE.- El primer ministro británico, Tony Blair, saluda a sus seguidores a su salida del club laborista Trimdon, de su circunscripción de Sedgefield, al norte de Inglaterra. Blair anunció ayer su decisión de dimitir como líder del Partido Laborista.

Tras diez años en el poder, el primer ministro británico Tony Blair anunció ayer jueves que dejará su cargo el 27 de junio, en un discurso en Trimdon, en su distrito electoral de Sedgefield (noreste de Inglaterra), donde empezó su vertiginosa carrera.

“Dejaré mi cargo de primer ministro el 27 de junio”, declaró Blair en el club laborista de Trimdon, donde lanzó su campaña por el liderazgo laborista en junio de 1994.

“He sido primer ministro de este país por algo más de 10 años. En este cargo, en el mundo actual, creo que es tiempo suficiente para mí, pero especialmente para el país”, declaró Blair, que empezó su discurso rindiendo un tributo a su esposa Cherie, a la que calificó de “excepcional amiga y compañera”.

“He regresado aquí, a Sedgefield, mi circunscripción, donde empezó mi viaje político y donde pienso que es conveniente que termine”, declaró Blair.

El anuncio puso fin a meses de incertidumbre, y abrió el camino para la batalla por el liderazgo del partido laborista, que todos los analistas apuestan será ganada por el ministro de Finanzas Gordon Brown.

Antes del anuncio oficial, Blair informó a su gabinete de sus intenciones de abandonar el cargo en una breve reunión este jueves por la mañana en Downing Street.

El primer ministro tomó después un avión para trasladarse a Trimdon, en su distrito electoral de Sedgefield, donde se convirtió en diputado a los 30 años, en 1983, empezando su trayectoria que lo llevó al número 10 Downing Street, sede del gobierno británico, el 2 de mayo de 1997

El pequeño pueblo de

Trimdon fue tomado por reporteros y fotógrafos del mundo entero, así como por gente del lugar que quería escuchar el histórico anuncio.

Si bien varios laboristas han anunciado que postularán al cargo que deja vacante Blair --entre ellos John McDonnel y Michael Meacher, del ala izquierda del laborismo--, hay pocas dudas de que Gordon Brown será el próximo líder laborista y futuro primer ministro del Reino Unido.

Se prevé que Brown lance su candidatura al cargo de Blair desde el viernes, para lo cual necesita el respaldo de 44 diputados.

Al obtener la corona del partido laborista, Brown se convertirá en primer ministro automáticamente, hasta las próximas elecciones generales, que se prevé tendrán lugar en 2009 ó 2010.

“Hay ahora 600,000 puestos vacantes en la economía. En realidad, hay ahora uno más, tras los recientes anuncios”, bromeó un sonriente Gordon Brown el jueves en el Parlamento.

La única duda que queda es quién será el sucesor del viceprimer ministro John Prescott, que partirá al mismo tiempo que Blair.

Al término del proceso, el partido gobernante anunciará el nombre del reemplazante de Blair, que entregará oficialmente su cargo a la reina Isabel II, quien convidará después a su reemplazante a que forme el gobierno.

Aunque el gobierno de Blair logró un incuestionable desempeño económico y propulsó la pacificación de Irlanda del Norte, su partida del poder será acompañada de pocos aplausos, principalmente por su decisión de aliarse con Estados Unidos para invadir Irak.

Sea como fuere, Blair transformó el país y marcó fuertemente a los británicos. Un sondeo publicado el jueves por The Guardian indica que un 60% de los británicos considera que Blair fue una fuerza de cambio en Gran Bretaña, aunque sólo un 44% de ellos considera que su acción benefició al país, pese a Irak.




imprimir imprimir  email enviar
Internacionales

»Papa: “No gays en seminarios”

»Secuestrador de embajada rusa es originario de Asia Central

»Tercera vez que Costa Rica enfrenta toma en una embajada

»La NASA prepara el transbordador “Atlantis”

»Concluye toma de rehenes en Costa Rica

»Estado de desastre en Uruguay

»Papa da mensaje de compromiso a jóvenes

»

»El mundo al día


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web