El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Viernes 05 de Octubre de 2007 - Edición 9751
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Los retos del derecho administrativo en Nicaragua


El estudio del derecho administrativo en las universidades del país siempre ha sido relegado, y muchas veces marginado. En palabras del doctor Cairo Manuel López, “ha sido una rama del Derecho Público un tanto descuidada y a veces desvalorizada. Son pocos sus cultivadores. Sigue siendo un Derecho para unos cuantos iniciados. Casi diríamos que se trata de un Derecho esotérico“.

Esto se debe en parte a las permanentes redefiniciones del modelo de Estado (como consecuencia de un mercado débil), y por la otra, a la constante resistencia del poder político de someter sus actos al principio de la legalidad y al derecho.

Sin embargo, afortunadamente Nicaragua está viviendo en los últimos años, a partir de las reformas constitucionales de 1995, un revolucionario proceso de implantación de un nuevo régimen de Derecho Administrativo, que tiende a asimilar la regulación nicaragüense a los más modernos y perfeccionados sistemas jurídicos.

El camino no está, sin embargo, totalmente andado, pues falta aún por darse algunos pasos decisivos, entre ellos, la aprobación de parte de la Asamblea Nacional del anteproyecto de reforma a la “Ley de Regulación de la Jurisdicción de lo Contencioso-Administrativo“; y, particularmente urgente es completar el régimen administrativo con la elaboración de un texto legal que venga a regular el procedimiento administrativo común y el régimen jurídico básico de las Administraciones Públicas.

La evidente falta de un texto legal en Nicaragua se encuentra suplida, de forma claramente insuficiente, por un conjunto de fragmentarias referencias que, bajo la rubrica “Definiciones Básicas”, aparecen contenidas en el artículo 2 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa.

No es, desgraciadamente, la única falta, pues la elaboración del ordenamiento jurídico-administrativo sólido y coherente que Nicaragua se merece, y que tanto necesita, requiere también de una tradición doctrinal y de un funcionariado bien formado en este nuevo Derecho, que en buena medida sigue faltando en este país. Por ello es preciso, acelerar el proceso de difusión y estudio del nuevo Derecho administrativo.

En nuestra opinión, el gran problema con el que se enfrenta el ordenamiento jurídico administrativo nicaragüense se encuentra a nivel de difusión y aplicación práctica.

Ciertamente, las leyes administrativas actualmente en vigor presentan, a nuestro juicio, falta de adaptación a la realidad jurídica y social nicaragüense, a lo que se añade, quizás, la carencia de una auténtica unidad. Todo ello, sin duda, fruto de esa tendencia tan habitual en Hispanoamérica de elaborar sus propios Textos Legales desde la influencia extranjera.

Pero eso no impide que cuenten con una elevada calidad técnica. Son textos adecuados para cumplir la finalidad que le es propia, que requieren tan sólo de una coordinación que dote al sistema de una mayor unidad y coherencia, y que logre una mayor adaptación a la concreta problemática nicaragüense.

Este objetivo no se puede lograr, sin embargo, abriendo nuevos e incesantes procesos de reforma del sistema, sino más bien lo que es preciso es que el sistema arranque. Andando se hace camino decía Antonio Machado, y eso es lo que más necesita el Derecho administrativo de Nicaragua hoy y ahora.

Una vez cerrado el sistema con la elaboración de la Ley de Procedimiento Administrativo el esfuerzo debería dirigirse, por una parte, a la formación de personal nicaragüense altamente capacitado. La intensificación del estudio del Derecho administrativo en las Universidades y atraer hacia ellas al personal judicial y al funcionariado para reforzar su capacitación será lo decisivo.

Sólo así se puede lograr que la reflexión, implementación y mejora del Ordenamiento Jurídico-Administrativo de Nicaragua se lleve a cabo desde los verdaderos problemas que aquejan este país.

Esto debe dar lugar también, a nuestro juicio, a un cambio de rumbo en la doctrina nicaragüense, dotada de una capacidad técnica y un rigor técnico inmejorable, que yerra, sin embargo, al no utilizar su extraordinaria capacidad para realizar sus análisis desde el propio Derecho positivo nicaragüense. La reverencia a la doctrina extranjera es una rémora que los juristas nicaragüenses de sobra capacitados para hacer pasar a ésta a un papel secundario, no deben llevar consigo.

Pero también, otro paso decisivo para fortalecer el derecho administrativo nicaragüense será el crear una Asociación Nicaragüense de Derecho Administrativo (sin intervenciones institucionales de ningún tipo), para que a través de ella, se capacite de forma permanente a profesores, investigadores y funcionarios públicos del Estado, se promueva la investigación, publicación de libros sobre esta materia y se organicen congresos con el objetivo de debatir sobre las nuevas tendencias del derecho administrativo.

Estos son, desde mi punto de vista, los retos que tiene el derecho administrativo nicaragüense el día de hoy.


Karlos Navarro. Doctor en Derecho Administrativo, Universidad de Salamanca, España.




Comentarios de nuestros lectores

Aurora Suárez
Muy bueno abordar ese tema, aunque creo faltó algo que es una constante ausente en nuestra legislación: la información y educación a la población en general, es necesaria, si queremos hablar de legalidad y legitimidad.


imprimir imprimir  email enviar
Opinión

»El mejor hombre en el bus

»Francisco de Asís y el lobo de Gubbio

»El zoológico de los ricos

»La coeducación, un potencial que debe ser mejor aprovechado

»Parlamentarismo versus presidencialismo

»Los retos del derecho administrativo en Nicaragua

»Libertad inmediata a los cinco héroes antiterroristas cubanos


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web