El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Domingo 18 de Noviembre de 2007 - Edición 9794
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Hugo Hernández Oviedo, tan grande como humilde

Paseó su arte en radio, en teatro y en celuloide

|
Paseó su arte en radio, en teatro y en celuloide - Foto
Hugo Hernández Oviedo.

Participó en películas junto a Mario Moreno “Cantinflas” y Vicente Fernández, en México, así como en rodajes en Cuba y en Nicaragua.

Nos referimos a Hugo Hernández Oviedo, toda una leyenda en el teatro, la radiodifusión, las fotonovelas y las películas.

Sus padres fueron Anastasio Hernández, de oficio cochero, y Carmen Oviedo, purera. Nació el 10 de septiembre de 1938 en la avenida central de León, entre la sexta y séptima calle, en el barrio San Felipe.

“Yo salí en los vivarachos para comedias”, dice don Hugo, quien recuerda que esas actividades la hacía el padre para recaudar fondos para en el último día de la primera comunión poder hacer un desayuno, “y los espectadores eran nuestras familias, que pagaban diez centavos para ver el espectáculo. Es ahí donde comencé a saber que era artista”.

En León conoce a su esposa, Olivia Iglesias García. “Nos enamoramos, pero tengo que trasladarme a Managua en 1958, porque me había recibido de contador en el Silviano Matamoros”. Su primer trabajo en la capital como auxiliar de contabilidad es en el almacén de don Ramón Morales Bolaños.

El destino ya le había trazado su camino a don Hugo, porque don Ramón tenía el patrocinio en el canal 6 de un programa de títeres, y a Hernández Oviedo le tocó ir a supervisar ese programa y entregar premios a los niños.

Después se inscribe en la Escuela de Bellas Artes, que quedaba frente al parque Central de Managua, para estudiar pintura. Cuando salía de pintura pasaba por el área de teatro, “donde me enamoré y dejé la pintura”.

El maestro que tuvo fue don Alfredo Valesi, quien todavía está con vida. Al correr de los años le tocó trabajar con él en la obra “El nacatamal de oro”, que se presentó varias veces en Managua, y la mayor parte de los departamentos del país, y “luego saltamos a La Habana, Cuba, en lo que antes fue la Sala CMQ, lo que hoy es Radio Rebelde”. Don Hugo hacía el papel de “Toribio”. Esa obra fue una sátira al gobierno de Somoza, escrita por Chuno Blandón

Salto a México

Al regresar de Cuba, da el salto a México, llevando la obra a las universidades de esa nación, y así, “El nacatamal de oro” se gana el premio como la mejor obra satírica que había llegado a México.


Segundo curso de preparación
En 1962, don Hugo se inscribió en Radio Mundial en un curso de radiodifusión para locutores y actores radiofónicos. En esa ocasión el profesor Julio César Sandoval hizo un colador con 250 aspirantes.

Solamente quedaron cinco finalistas en el curso, los que fueron entrenados por Manolo Villamil, Archivaldo Arosteguí y José Dibb McConell. Ahí Sandoval le dio la primera oportunidad a Hernández Oviedo para decla mar en el programa “Poemas al amanecer”, además, le dieron trabajo en la Mundial como maestro de ceremonia del naciente grupo de Irene López y su conjunto folclórico. También trabajó los domingos con José Robleto y su show.

Un señor que trabajaba en la Mundial, a quien le decían “Takatin”, se “fijó en mí y me llevó para las transmisiones de la lotería, y así fui recorriendo este mundo, y me toca conocer a Rafael Herrera”, quien le dio la oportunidad de participar en una obra de teatro. Ahí trabajó a la par de Carmen Martínez, quien era del cuadro dramático de Radio Mundial, y a Juanita Sacasa.

Después conoce a Socorro Bonilla Castellón, quien le dio la oportunidad en la obra “Falda pantalón”, con la que se inauguró el Teatro Experimental “Rubén Darío”, hoy “Pilar Aguirre”, y en esos mismos días, como don Hugo había egresado de Radio Mundial, “Chuno Blandón me da la oportunidad con el cuadro dramático de Radio Mundial para la obra ‘Por los caminos van los campesinos’”.

A partir de los 70, don Hugo participó en muchas obras teatrales, entre ellas: “Las mujeres sabias”, “La ratonera”, “La pasión de Cristo”, “Las cosas de papá y mamá” y “Pastel de Salsamora”. La obra “Pasarela”, don Hugo la dirigió junto al doctor Adrián Meza Castellanos para conmemorar los diez años de la Uponic.

Y lo más reciente que ha hecho en teatro fue la obra “Pinocho”. Ésta la realizó en 2005 en el Teatro Nacional Rubén Darío con César Paz, quien incorporó el estilo de la cámara negra para todos los objetos que son pintados en pinturas fluorescentes

Etapa de las fotonovelas

Don Hugo trabajó en fotonovelas mexicanas. En 1973 hizo la primera fotonovela para Nicaragua y Centroamérica, titulada “Brenda”, porque la acompañó Brenda Basset. Ella traía fama porque había filmado una película en España titulada “Sexy cat”. El papá de Brenda, Alberto Basset, era compañero de trabajo de don Hugo en el Distrito Nacional. Trabajaron en esa fotonovela Oscar Henríquez, Elsa Arana y Lesbia Espinoza. El argumento de la fotonovela lo escribió y dirigió Hernández Oviedo.

“Ya saturados mis deseos artísticos (la primera película en la que trabajó fue “Milagro en el Bosque” --historia de Santo Domingo de Guzmán--), de teatro y de radiodifusión, me voy a México y me hospedo en la casa de Juan Ángel Martínez”, quien lo conecta con los directores de fotonovelas en México. Trabajó en “Casos reales” y “Casos de alarma”, de los hermanos Escamillas. También laboró con la empresa Traumas “Casos de la vida”, “Fotomisterios”, donde trabajó con Capulina en la serie “Gordinhut”.

La primera serie de fotonovelas en México que hizo don Hugo fue para producciones Cabrera, trabajó a la par de Guillermo Murria, un argentino que había laborado en España a la par de Rocío Dúrcal y Arturo Albo. La primera fotonovela en la que trabajó se llamaba “Con un rayo de esperanza”, en la cual participa la actriz Rita Valencia

Producción en Nicaragua

Después del terremoto que destruyó Managua en 1972, hizo una fotonovela en Nicaragua que se llamó “Terremoto”, donde trabajaron Elsa Arana, Mario Bonilla, Evelin Martínez, Oscar Henríquez y Cándida García. En las fotonovelas hizo papeles de detective, gangster, dueño de ventas, etc.

Resumiendo su trabajo en México, don Hugo dice que trabajó como en 200 fotonovelas. También obtuvo una beca para pasar un curso de pasantía en tres estaciones de radio famosas de México (Radio Educación, Radio Universidad y XEV)

Etapa del celuloide

Sobre la forma cómo llegó al cine, don Hugo estaba trabajando en el teatro Rubén Darío cuando doña Margarita Álvarez de Castrofarías, quien era la que le hacía los noticiarios a Somoza, llegó para ver lo de Santo Domingo de Guzmán, y “me contrató para trabajar en la película ‘Milagro en el Bosque’. Llegó con el director que tuvo la película, Fernando Durán. Les acompañó Felipe Hernández, quien fue el director de cámaras”. En su primera película le pagaron cinco mil córdobas.

También trabajó en otros filmes como “Héroes de mar”, al que después le cambiaron el título, y en “Tempestad”, una producción mexicana rodada en Acapulco en el buque de guerra Cuatemoc. Después trabajó en “La Tormenta”, una producción colombio-mexicana bajo la dirección del escritor Fernando Vallejos

Fue filmada en Veracruz, México.

Otras películas fueron “El ángel del barrio”, dirigida por José “El Perro” Estrada; “Santuario”, una producción norteamericana que vino a hacerla a Nicaragua James Becker, quien contrató a don Hugo para hacer el papel estelar. Esa película fue filmada en varias partes del mundo.

En 1981 trabaja en la filmación “Te solté la rienda”, que dirigió Alfredo Salazar; “El señor presidente”, una producción cubana-francesa-nicaragüense donde hace el papel del “Coronel de la mulita”; una novela del Premio Nobel Miguel Ángel Asturias. Don Hugo viajó a Cuba para ser parte de la filmación. Esta película ha sido proyectada por Cine Latino en la televisión por cable.

También participó en la filmación de documentales como “Más allá del alba”. Este documental fue sobre la vida de Rubén Darío. “Participo con mi voz dándole lectura a fragmentos de poemas del poeta universal”. La dirección estuvo a cargo del cineasta Rafael Vargas Ruiz.

“Los espías”, otra producción mexicana del cine universitario que fue la tesis de una de las hijas de los Escamillas, uno de los principales productores de fotonovelas en México. También hizo papeles de extra en las películas “Como México no hay dos”, con Vicente Fernández, y “Patrullero 777”, de Mario Moreno “Cantinflas”.

En Nicaragua participó como director de programas de televisión en homenaje a la madre, donde escogió a niños de los asentamientos. También hizo otro filme en homenaje a la patria. Otro fue “Navidad en Nicaragua”, en 1997.

Finalmente, don Hugo dijo: “Quiero que cuando muera, me recuerden como un actor sencillo, sincero, porque el mejor ejemplo que le he enseñado a mis hijos es ser humilde y no creerse más que nadie”.




imprimir imprimir  email enviar
Nacionales

»Tico acusado injustamente perdona a Rosita

»Gerardo Miranda “donó” 235 propiedades ajenas

»Paseó su arte en radio, en teatro y en celuloide

»Comprar Fenosa no resuelve problema

»Rechazo generalizado a alza de energía eléctrica

»Combustibles en alzas y bajas

»CPC ordena desalojar bienes del Movimiento Comunal

»Investigan ruptura de oleoducto en Nagarote

»Clones humanos “están a un paso”

»Aguinaldo de jubilados llegará el cinco de diciembre

»“Necesitamos más ayuda económica y moral”


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web