El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Miércoles 23 de Abril de 2008 - Edición 9936
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Científicos demandan protección para evitar su extinción en Laguna de Apoyo

Hallan nuevas mojarras

|
Hallan nuevas mojarras - Foto
Topi Lehtonen / END.- Amphilophus flaveolus es una especie extremadamente rara y únicamente encontrada en la Laguna de Apoyo.

Tres nuevas especies de mojarras fueron descubiertas en la Laguna de Apoyo, en cuyas aguas nadan más de una docena de ese género aún desconocido, y que a pesar del interés de los científicos del mundo, están en peligro de extinción.

La amenaza pende sobre estos peces por el exceso de tilapias que se escaparon de unas jaulas flotantes, y por el despale de 50 mil árboles en las laderas del cráter para albergar extranjeros en la propia zona de reserva, informaron investigadores.

También hay otros géneros de mojarras sin identificar en los Grandes Lagos, como la famosa palometa alrededor de Solentiname, aseguró Jeffrey K. McCrary, uno de los científicos. El experto afirmó a EL NUEVO DIARIO que puede haber más especies por descubrirse en la laguna de Apoyo, y en las lagunas de Masaya, Asososca de Managua, Asososca de León, Monte Galán, Tiscapa y Apoyeque.

Lo trascendental del anuncio, que fue compartido con END y publicado en el primer cuatrimestre de 2008 en la revista del Museo Smithsonian, de Estados Unidos, Proceedings of the Biological Society of Washington, es que se descubrieron estas tres especies de peces y se encuentran únicamente en la laguna de Apoyo. La realidad es que no se trata sólo de una especie, sino de más de una docena, con muchas hasta el momento sin ser descubiertas, reveló.

Historió que se han descubierto cuatro especies: Amphilophus zaliosus (la mojarra flecha) en la laguna de Apoyo en 1976. Ésta fue encontrada por el norteamericano George Barlow (q.e.p.d.); y tres mojarras en la laguna de Xiloá en 2002, por el norteamericano Jay Stauffer

Equipo multinacional

Explicó que el nombramiento de una especie nueva para la ciencia es un proceso arduo, y en este caso requiere la rectificación de errores de nombramientos en el pasado, particularmente durante el siglo XIX.

El estudio sigue en la actualidad con la autorización de Marena, y es dirigido por una institución nicaragüense, Fundeci/GAIA. El equipo de investigadores es internacional, e incluye científicos alemanes, finlandeses, norteamericanos, mexicanos y nacionales.

Es tan completa la investigación, que dos jovencitas de la UNAN-Managua reciben becas de Fundeci/GAIA para estudiar la dieta de las mojarras en la laguna de Apoyo y poder verificar las ubicaciones ecológicas de cada una de las especies

Especies a la deriva

Los científicos están preocupados porque hace diez años, una empresa extranjera con capital nacional introdujo tilapias en jaulas en la laguna de Apoyo, pero aseguró al Marena que no se iban a escapar.

Poco tiempo después, aquellos peces africanos sí se fugaron y causaron graves daños a los hábitats de estas especies. Se piensa, entre los científicos, que algunas especies se extinguieron antes de que pudieran ser descubiertas, producto de esa introducción.

Hay otras amenazas que enfrenta esta fauna, especialmente la propuesta de construcción de “Laguna S.A.”, en el bajadero de Diriá. Se construyó un camino adoquinado y cortaron 50 mil árboles dentro del cráter sin autorización del Marena, además, pusieron rótulos de esta institución en sus propiedades como si fueran lo mismo.

Este proyecto pretende construir docenas de casas para una colonia de extranjeros dentro de la reserva. El permiso de construir fue denegado por la actual ministra. Los entendidos sobre la fragilidad de las especies en un medio tan vulnerable son de la idea de que cualquier plan de este tipo debe regirse por las normas existentes, y debe contemplar sus impactos sobre los animales en peligro de extinción.

Jeffrey señala que debido a que estas mojarras tienen rangos de hábitat limitados a una sola laguna, se debe considerar estas tres especies nuevas en peligro de extinción oficialmente, para que el gobierno actúe conforme la importancia del hallazgo

Sus características

Jay R. Stauffer Jr., Jeffrey K. McCrary y Kristin E. Black son los que anunciaron estos descubrimientos en la revista del Museo Smithsonian. Los autores describen a los peces y la manera en que pudieron haberse desarrollado en un cuerpo de agua sin ningún contacto con otras fuentes. Además, exponen la forma como estas especies pudieron haberse introducido en el espejo azul que encanta a los visitantes nacionales y extranjeros.

Son especies de estrecho parentesco que parecen ser productos de especiación alopátrica; no obstante, ya existen fundamentos teóricos bien establecidos para la especiación simpátrica, dirigida por fuerzas ecológicas y por fuerzas no-ecológicas, señala el informe.

Por alopátrico se entiende “el proceso más común de creación de nuevas especies”. La especiación simpátrica es cuando una población de una especie se divide en dos especies, sin segregar la población en dos.

Los investigadores señalan, por ejemplo, que hay evidencia de que la especiación de peces cíclidos (miembro de la familia Cichlidae) en algunos pequeños lagos en Camerún podría ser resultado de selección sexual simpátrica. Similarmente, algunas formas pelágicas de los peces del lago Malawi pueden haber evolucionado bajo condiciones simpátricas. (Pelágico: peces que viven en mar abierto --o lagos muy grandes--- en las capas superficiales o entre aguas, evitando o limitando al máximo su contacto con la costa y el fondo).

En contraste con los lagos del este de África, las lagunas cratéricas nicaragüenses son pequeñas, endorheicas (sin salida superficial de agua), ubicadas a pocos kilómetros de los Grandes Lagos nicaragüenses

Edad de laguna

Estas lagunas, aseguran los especialistas, fueron formadas por explosiones volcánicas dentro de los últimos 100,000 años. Se ha lanzado la hipótesis de que en estas lagunas la especiación simpátrica entre poblaciones mutuamente aisladas del complejo de especies de la mojarra común, Amphilophus c.f. citrinellus, haya sucedido.

A lo largo de su rango de hábitat natural, limitado a Nicaragua y Costa Rica, este complejo de especies se compone de ejemplares que se difieren morfológicamente y se varían en hábitos de alimentación y selección de sitio de anidación

Las especies

Las especies descritas hasta la fecha en este complejo incluyen: Amphilophus amarillo, Amphilophus citrinellus, Amphilophus erythraeus, Amphilophus labiatus, Amphilophus sagittae, Amphillophus xiloaensis, y Amphilophus zaliosus. Amphilophus dorsatus y Amphilophus granadense, son sinónimos de Amphilophus labiatus y Amphilophus citrinellus, respectivamente.

Aunque la mojarra flecha, Amphilophus zaliosus, de la laguna de Apoyo es fenotípicamente similar a la Amphilophus sagittae de la laguna de Xiloá, fue diagnosticada como heteroespecífica, es decir, de diferente especie.

Esta conclusión se apoya en parte en el análisis genético molecular, que revela que las mojarras encontradas en una laguna tienen más estrecho parentesco que las mojarras entre lagunas

Súper población de guabina

De acuerdo al estudio, en 1991 fueron trasladados varios ejemplares de Gobiomorus dormitor (la guabina) de la Laguna de Masaya --por un pescador local-- a la laguna de Apoyo. La población de éstos se expandió exponencialmente durante sus primeros seis años de habitar la laguna. También se introdujo la tilapia del Nilo, Oreochromis niloticus, a través de escapes de operaciones de acuicultura, y se estableció una población en reproducción.

Tras detallar el procedimiento de análisis de las especies, se precisa que la evidencia genética demuestra que los peces de la laguna de Apoyo son heteroespecíficos, con miembros del complejo de especies de otras lagunas cratéricas. McKaye y coautores concluyeron que las morfologías similares entre taxa de diferentes lagunas se deben a evolución convergente. Entonces, las nuevas especies fueron comparadas únicamente con las especies de Amphilophus de la laguna de Apoyo.

Taxa es un término más general que especie. Para explicación al lector, las tres especies, antes de recibir su nombramiento oficial, no eran especies, sino taxa

Anidan cerca

Las observaciones tomadas durante el buceo con botellas de aire, manifestaron que cada una de estas especies puede anidarse a pocos metros de las otras en la laguna de Apoyo. Mecanismos de aislamiento reproductivo existen entre estas especies. Los pequeños grupos de especies en estas lagunas aparentemente evolucionaron en mutua proximidad, ya que cada una de estas lagunas es pequeña y “ecológicamente monótona”.

La falta de aislamiento geográfico de los diferentes hábitats en las lagunas, combinada con los datos morfométricos, ecológicos y de comportamiento, y genéticos, se suman a dar evidencia a favor de la especiación no simpátrica en las lagunas cratéricas volcánicas de Nicaragua. El hecho de que la laguna de Apoyo tiene no más de 23 mil años de edad, y que las especies dentro de la laguna llevan más estrecha similitud genética entre sí que con formas alopátricas, también sugiere la especiación simpátrica

El equipo de trabajo

Jeffrey agradece a Lorenzo López, Adrianus Konings, Inti Luna, Enrique Campbell, Liza González y a Eric van den Berghe por su participación en las expediciones de colección. Adrianus Konings también ofreció comentarios críticos sobre una versión anterior al estudio. Este trabajo fue apoyado en parte por Fundeci/GAIA y por Danida.


Descripción de las nuevas especies
1) Amphilophus chancho
Machos y hembras en vivo de similar color. Individuos en colores de reproducción, con colores de fondo verde dorsal, gris claro costado, y con cinco barras verticales de oscuro liviano. La aleta pectoral con brillo de amarillo claro. Cabeza amarilla con verde; interorbital, mejilla, porción superior del opérculo, pre-opérculo y pre-orbital gris con verde.

Amarillo limón brillante en el opérculo ventral y garganta; opérculo con una sola barra vertical. Individuos no presentando colores de reproducción llevan barras verticales livianas sobre color de fondo amarillo limón brillante, con manchas oscuras en la porción dorsal. Manchas blancas en el vientre. Mancha caudal oscura. Iris amarillo limón con barra ocular vertical oscura. Manchas blancas en la mandíbula inferior

2) Amphilophus flaveolus

Machos y hembras de colores similares. Individuos en colores de reproducción con seis o siete barras verticales sobre fondo verde-amarillo; verde-amarillo dorsal hasta amarillo ventral. Pecho amarillo-blanco. Iris dorado. Mancha caudal prominente y no se extiende a la aleta anal. Aletas gris con brillo verde.

3) Amphilophus astorquii
Machos y hembras en reproducción con fondo verde negruzco, con cinco barras verticales oscuras bajo la aleta dorsal, más una anterior a la aleta dorsal y una en el pedúnculo caudal. Aletas gris con barras oscuras en la aleta dorsal. Iris dorado con barra vertical oscura. Individuos no reproductivos con fondo verde-gris claro de fondo, con mancha dorsal, mancha caudal, y tres o cuatro manchas oscuras sobre la línea lateral. Pecho y estómago gris-blanco claro

Aletas claras.

Nombrada por Ignacio Astorquii, S. J., investigador de peces de agua dulce de Nicaragua.

Costumbres
El complejo de especies de la mojarra común es considerado principalmente lacustre. Todas la formas de este grupo se anidan de manera territorial en el sustrato, dando cuido biparental a las crías. El período de anidación en la laguna de Apoyo es concentrado en la transición del invierno al verano, desde noviembre hasta enero. Amphilophus astorquii y A. chancho tienden a formar nidos de huecos en fondos rocosos y profundidades desde dos hasta 25 metros, aunque A. astorquii prefería huecos más pequeños. Amphilophus flaveolus anidó en fondos lodosos-arenosos en agua de menos de dos metros de profundidad.

La evidencia genética apoyó nuestra premisa de que los peces de la laguna de Apoyo son heteroespecíficos con los miembros del complejo de especies que habitan las otras lagunas cratéricas de Nicaragua, señala el estudio. Estas tres especies son morfológicamente distintas. La heteroespecificidad de estas formas se apoya además por el análisis multivariado de los datos morfométricos y merísticos.




imprimir imprimir  email enviar
Especiales

»Quintín Pino Machado y Juventud Patriótica

»Joven “caponera” mueve atención de La Concha

»Nicaragua-Cuba de El Chaparral a Playa Girón

»Se apaga Ingrid

»Hallan nuevas mojarras

»Se apaga Ingrid

»De Castilla descendientes de Rey Miskito


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web