El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Miércoles 20 de Agosto de 2008 - Edición 10064
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Amor a los niños por encima de mísero sueldo

El drama de las escuelas comunitarias

* Centros donde alumnos ocupan bancas de parroquia para recibir clases
* Docentes deben buscar otro trabajo para medio sobrevivir
* No les pagan desde mayo

|
El drama de las escuelas comunitarias - Foto
Niños del preescolar Los Cariñositos están olvidados por el Mined, y para colmo sus maestras no reciben salario desde mayo. Manuel Zapata / END

Se sientan en sillas prestadas, las bancas de la Iglesia Santo Tomás del barrio “José Dolores Estrada” les sirven de mesas, y no cuentan con materiales didácticos. En esas condiciones estudian 40 niños del preescolar comunitario Los Cariñositos. Ellos forman parte de las estadísticas del Ministerio de Educación, pero sus maestras no reciben salario desde mayo.

María Guadalupe Mondragón comentó que ella trabaja de voluntaria en este centro por amor a los niños, pero las tres maestras que laboran en este preescolar comunitario tienen cuatro meses de estar esperando los 500 córdobas que reciben de ayuda de parte del Mined.

A las maestras se les exigen participar en los talleres del Mined, cumplir un horario, realizar evaluaciones y enviar los informes al ministerio. Su función no es diferente a la de una docente de de planilla, pero el salario y darles material didáctico ya es otro asunto, dijo Gloria Gutiérrez, presidenta de padres de familia del preescolar Los Cariñositos.

“Lo único que reciben es la merienda escolar de parte del Ministerio de Educación, donde los padres lo complementamos porque la mayoría son niños pobres y por eso necesitamos este preescolar comunitario”, dijo Gutiérrez

Pago no da para nada

Albania Carballo tiene siete años como maestra del preescolar Flor de Sacuanjoche, en el barrio Nueva Libia. Relató que este centro se ha levantado gracias al aporte de los padres. Explicó que los 500 córdobas dados por el Mined lo utiliza para pagar el recibo de la energía, y, si le sobra, completa para pagar el de agua.

“Lo que me dan no puedo llamarlo salario, sino una ayuda. Cuando empecé a trabajar me pagaban 110 córdobas y desde hace tres años recibo 500 córdobas. La verdad, trabajo en este preescolar por ayudar a los niños, pero por las tarde doy clases privada para poder defenderme, ya que tengo tres hijos que mantener”, refirió Carballo.

Por la mañana, Gloria Mayorga es docente del preescolar comunal “José Dolores Estrada”, y por la tarde es maestra de baile en una universidad privada donde le pagan mil 500 córdobas. Atiende a 40 niños de primero y segundo nivel de preescolar, al igual de las otras maestras, realiza su labor por amor a los niños, ya que nadie va a llegar a dar clases por la miseria que pagan

Escuela será centro comunitario

La profesora Gloria afirmó que sólo recibió de parte del Mined a inicios de año una caja con materiales didácticos. Desde entonces ella se las tiene que ingeniar para poder cumplir con los contenidos y enseñar lo básico del aprestamiento.

María Mondragón, del preescolar Los Cariñositos, dijo que la solución que ellos proponen, para no perjudicar a los niños, es transformar esta escuelita en un Centro Infantil Comunitario, Cico, atendido por el Ministerio de la Familia.

“Esto lo haríamos para que las maestras reciban su salario, ya que la mayoría son madres solteras y necesitan mantener a sus hijos. Vemos que MiFamilia es más responsable que el Ministerio de Educación, pues se comprometieron en traer todas las condiciones para este preescolar de niños pobres”, dijo Mondragón

“Una labor social”

Albania Carballo afirmó que los maestros de preescolares comunitarios “hacen una labor social, ya que se trabaja por la comunidad y los niños. Lo que gano, no me alcanza para la comida, ya no se diga para un par de zapatos de mis hijos. Tal vez este gobierno no sea el culpable, ya que son años de arrastre, pero ahora que el pueblo es presidente estamos exigiendo no ganar una miseria”, concluyó la educadora.




imprimir imprimir  email enviar
Nacionales

»“ALBA sí, Ortega no”

»Protestas por cierre de acceso vehicular

»¿Por qué combustibles no bajan igual que petróleo?

»Una nueva nota de protesta colombiana

»¿Quién construyó, quién las garantiza, y quién repartirá?

»“Estoy preparado para los montajes”

»Cosep en desacuerdo con la destrucción de muros

»El drama de las escuelas comunitarias

»Maestros espantados con actitud de De Castilla

»¿Hay cacería de “tumbadores” de drogas en el Sur?

»Cinco diputados al mejor hotel de Perú

»El Código, las calumnias y la labor del periodista

»Conminan a langostera salir de Puerto Cabezas

»UPN solidaria con Francisco Mendoza

»Misiles ahora por 32 millones

»Buscan suavizar ley de control al cigarrillo

»Dos colombianos y un nica detenidos en ruta de droga


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web