El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Lunes 12 de Enero de 2009 - Edición 10207
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Nicaragua urge de mejores políticas económicas

Nicaragua requiere acciones especiales y audaces para salvar la economía del país durante 2009, y evitar que el terremoto de la recesión mundial acabe con las débiles economías de las pequeñas empresas nacionales. Entre estas medidas, destacados economistas del país consideran que es necesario hacer llegar recursos monetarios a estos sectores para que refuercen sus capacidades productivas

|
Nicaragua urge de mejores políticas económicas - Foto
La producción exportable de queso nacional ha ido ganando terreno. ARCHIVO/END

El Banco Central de Nicaragua debería proveer líneas de créditos especiales al sistema financiero para rescatar la economía nacional de la incidencia negativa de la crisis económica internacional, advirtió un destacado economista del país.

Néstor Avendaño, quien es doctor en economía, conversando con EL NUEVO DIARIO recordó que hay un antecedente histórico en el país, donde el Banco Central actuó aceleradamente para evitar no sólo una estampida de depósitos, sino las afectaciones que conllevaba la quiebra de cuatro bancos ya liquidados.

De hecho, la nación entera, por una decisión gubernamental, por una decisión del Banco Central, montó la operación de salvamento de los depósitos de los cuenta-habientes, endeudando a la nación, a todos los nicaragüenses con 500 millones de dólares, dejándoles fuertes ganancias al sector financiero sobreviviente, a costas del pago de esos débitos vía impuestos.

En ese sentido, argumentó el doctor en economía, si el gobierno de ese momento y el Banco Central corrieron a socorrer a los cuatro bancos, es necesario que ahora provea de líneas de créditos especiales al sistema financiero para impulsar al sistema productivo nacional en momentos en que le recesión está afectando al mundo.

Es hora de rescatar la economía nacional, aunque el Banco Central vea reducidas sus reservas internacionales, destacó el experto, quien a la par expresó sus dudas sobre si la tasa de inflación que publicó el Banco Central es correcta.

Avendaño señala que de acuerdo con la tasa de inflación acumulada del 13.77 por ciento, publicada por el Banco Central, pareciera que en Nicaragua se observó una acelerada caída de los precios de los combustibles, que en realidad fue muy lenta, o pareciera que “generamos más energía con recursos renovables que con derivados del petróleo, mientras las tarifas de electricidad no se han reducido lo suficiente”

Reactivar la producción

Pese a todo, el doctor Avendaño dice que esa cifra la dice el gobierno y hay que aceptarla como cierta, pero destacó que ese no es el mayor problema, sino que se reduzca aún más la tasa de crecimiento económico de la nación.

Una mayor desaceleración del índice del Producto Interno Bruto de la nación, PIB, en el marco de una crisis económica mundial, se produciría si el Banco Central se empecina en subastar letras estandarizadas que él mismo emite con el propósito de contrarrestar presiones inflacionarias internas.

De hecho, Avendaño señala que las presiones inflacionarias están llegando por la vía de costos y no por la demanda, que está reprimida, por lo tanto no vale de mucho contener aún más el gasto, menos en un momento de grave recesión

Cuando debería ser a la inversa.

En ese sentido, de acuerdo al doctor Avendaño y a expertos internacionales, para contrarrestar los efectos de la recesión, antes bien hay que estimular la economía, proveyendo liquidez en el sistema financiero, se debería crear el Banco de Fomento para impulsar una política de créditos dirigida a la producción de alimentos.

Puede proveer liquidez bajando la tasa de encaje legal, con lo cual bajaría la tasa de interés activa, disminuyendo el índice de encaje legal que actualmente es del 16.25 por ciento.

Según Avendaño, el Banco Central podría comprar títulos valores a instituciones financieras a tasas de interés bajo para poder condicionar la entrega de préstamos y que a la par se den con intereses bajos.

Para Avendaño, si se inyectan recursos monetarios a la economía a través del sistema financiero, no se presionará la tasa de inflación por ser ésta realmente de costos y tomando en cuenta que es el segundo mayor índice inflacionario de América Central. En primer lugar está el de Costa Rica, que tiene la mayor inflación del istmo

Inflación entre las más altas

Entre tanto, otro destacado economista, Adolfo Acevedo, recuerda que la inflación de Costa Rica es del 13.99 por ciento, más alta que la nicaragüense, que es del 13.77. De hecho el índice más alto de la inflación en Nicaragua corresponde al sector de alimentos y bebidas, que cerró en 22.5 por ciento.

A Acevedo varios modelos de simulación inflacionaria le da, en un caso una tasa de 13.75 por ciento y en otro de 14.1 por ciento, lo que habría llevado a la inflación nicaragüense a ser la más alta de la región, sin embargo, los datos del Banco Central y los del propio economista revelan, al menos en uno de los casos, un índice menor para la proyección de la tasa acumulada a diciembre de 2008.

Señala Acevedo que una variable denominada dummy, de pruebas, captaría el eventual impacto de la turbulencia política ocurrida en diciembre sobre la tasa de inflación, y en ese caso el impacto inflacionario en Nicaragua podría haber sido bastante más alto.

Sin embargo, el mismo analista económico destaca que lo que es especialmente preocupante es que la tasa de crecimiento de los precios de los alimentos y bebidas sea más alta que la inflación global, lo que podría haber llevado al valor de la canasta básica a elevarse a casi un 23 por ciento al finalizar el año.

Según la Comisión Económica para América Latina (Cepal), en 2008 la inflación en el país se ubicó alrededor del 15 por ciento, aproximadamente un 1.9 por ciento menos que en 2007.

Por la incidencia económica que tiene para la mayoría de la población pobre, el incremento de los precios en los alimentos y bebidas es la tasa más importante, dado que los pobres ocupan alrededor de un 65 por ciento de su gasto en consumo de alimentos.

Un aumento del 23% en los alimentos significaría que habrían perdido esa misma capacidad adquisitiva con relación a los alimentos en un porcentaje equivalente --si sus ingresos no se ajustaron--, lo que es muy preocupante

Invertir productivamente

En ese mismo sentido es que muchos economistas, e incluso organismos multilaterales, están aconsejando a los países invertir en infraestructura y en sectores productivos para que se reduzcan las expectativas inflacionarias, especialmente en el sector agropecuario, en el caso de Nicaragua.

De hecho, una publicación reciente de la Cepal señala que la economía de Nicaragua creció en 2008 en un 3.8 por ciento, un 0.8 por ciento menor que el índice registrado por el país en 2007.

De acuerdo con el organismo de las Naciones Unidas para América Latina, las exportaciones del país aumentaron en un 19 por ciento durante 2008, sin embargo, el déficit de cuenta corriente del país se amplió en un 26 por ciento del PIB, por lo tanto el déficit fiscal del gobierno central habría aumentado en 0.8 por ciento del PIB.

De hecho, señala la entidad que el desempeño de la economía nicaragüense se vio afectado negativamente por la fuerte alza de los precios de los alimentos, los combustibles, sobre todo en el primer semestre de 2008, así como del de las materias primas, lo que incrementó significativamente el valor de las importaciones y redujo el ingreso disponible.

El aumento del gasto público y la ayuda internacional recibida en el marco de la Alternativa Bolivariana para América Latina y el Caribe (ALBA) contribuyeron a mitigar el resultado de los altos precios de los combustibles que afectó parte importante del año pasado
La organización estima que durante 2009 la economía se verá afectada por el menor crecimiento de la economía mundial y, en particular, de los Estados Unidos, por lo tanto se espera que el PIB crezca este año en un dos por ciento, debido principalmente a una menor expansión de las exportaciones y a una merma de las remesas y de la inversión extranjera directa (IED)

Inflación disminuirá en 2009

De acuerdo con el organismo, la inflación disminuirá por menores presiones de los precios internacionales de alimentos y combustibles, pero asegura que continuará ubicada en dos dígitos
El déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos se amplió de un equivalente al 18.3 por ciento del PIB en 2007, a aproximadamente el 26 por ciento en 2008. La efectividad de la política monetaria se vio influida por la alta dolarización de la economía.

Por otra parte, la tasa de encaje legal continuó en el 16.25%, mientras que la tasa de interés nominal pasiva para depósitos en moneda nacional se mantuvo relativamente estable a lo largo del año, en niveles cercanos al 6.5%.

La tasa de interés nominal activa en moneda nacional tuvo un promedio anual cercano al 13 por ciento, en tanto continuó en 2008 la política de minidevaluaciones a una tasa del cinco por ciento anual, como ancla de las expectativas inflacionarias.




imprimir imprimir  email enviar
Economía

»Nicaragua urge de mejores políticas económicas


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web