El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Sábado 27 de Junio de 2009
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Nuevo Amanecer
jun 27, 2009

Kelsen, Marshall y Bello en un mismo libro


1246068287_kelsen, marshall y bello.jpg

Bajo la dirección del doctor Iván Escobar Fornos, y bajo el sello editorial del Centro de documentación e Información Judicial de la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua, se ha publicado un libro que recoge los escritos de Hans Kelsen (“La Garantía jurisdiccional de la Constitución”); John Marshall (“La Sentencia Marbury versus Madison”), de la Corte Suprema de los Estados Unidos de América, y un estudio sobre “El Código Civil de Bello en Nicaragua”, del doctor Iván Escobar Fornos, así como dos escritos de Erick Aguirre: uno sobre “El proceso de Cristo” y otro sobre “Estudios Jurídicos (Tomo I)”, del doctor Escobar Fornos.

Uno de los aspectos más importantes que presenta este libro es que el escrito de Kelsen es una traducción mejorada por Domingo García Belaunde, a partir de la realizada por Rolando Tamayo en 1974, que además fue la primera traducida a otro idioma. El ensayo de Kelsen desarrolla algunas ideas que resultan centrales para entender el control de la constitucionalidad a través de la justicia constitucional, a partir del análisis del problema jurídico de la regularidad de las funciones estatales.

Kelsen establece como premisa fundamental que las diversas funciones estatales no son sino etapas jerarquizadas del proceso de creación del derecho, el cual se materializa en normas de derecho internacional, normas constitucionales, legislación secundaria, reglamentos, sentencias, actos administrativos y actos materiales de ejecución de estos últimos, y que la regularidad de cada uno de los niveles o grados de manifestación del orden jurídico se establece mediante la relación de correspondencia que guarde con el nivel inferior, así como la sujeción y la observancia de éste respecto a aquél.

De tal modo que la regularidad de las normas constitucionales será realidad en la medida en que la legislación desarrolle el contenido de la Constitución y se ciña a los límites que ésta le señale, mientras que la regularidad de la legislación dependerá de que los reglamentos no se contrapongan a las disposiciones legales que desarrollan.

Por su parte, la regularidad de los reglamentos se garantizará por el apego que a sus normas tengan las normas individualizadas contenidas en sentencias y actos administrativos, mientras que la de estas últimas dependerá de los actos materiales tendientes a su ejecución.

El autor establece una noción de Constitución a partir de la teoría de la estructura jerárquica del orden jurídico, señalando que el concepto de Constitución ha conservado siempre la idea de un principio supremo que determina por entero el orden estatal y la esencia de la comunidad constituida por ese orden.

Kelsen nos recuerda que, en un sentido amplio, la Constitución no sólo contiene normas relativas a la organización del Estado y a la creación de las leyes, sino que incluye también un catálogo de derechos fundamentales del hombre. Asimismo, establece que la Constitución, además de una regla de procedimiento, es también una regla de fondo. Señala que la principal garantía objetiva, de carácter represivo, y la más eficaz de la regularidad de la Constitución es la nulidad o anulabilidad de los actos irregulares.

Kelsen concluye que debe ser un órgano especializado constituido como Tribunal Constitucional el encargado de llevar a cabo la labor de anular los actos constitucionalmente irregulares, incluyendo las propias leyes que adolezcan de vicios de inconstitucionalidad y cumpliendo con ello una misión puramente jurídica de interpretación de la norma fundamental

Marbury versus Madison

Otro de los escritos recopilados en este libro es la sentencia, Marbury versus Madison. Esta sentencia es probablemente el caso más famoso del constitucionalismo moderno. Todos los manuales de derecho constitucional de los Estados Unidos comienzan con su exposición para explicar el significado de la Constitución de este país. Pero el interés del caso va más allá del constitucionalismo norteamericano, y se instala en la discusión sobre el lugar que debemos de dar a la Constitución dentro de un sistema jurídico.

En realidad el caso Marbury no se refiere, como podría parecer, a una cuestión de derechos fundamentales, sino más bien a una posible vía de garantizar la Constitución. Es decir que Marbury trata un asunto de teoría General de la Constitución (la supremacía Constitucional) y de la teoría de derecho procesal constitucional (el papel de los jueces ante las leyes inconstitucionales).

Es por eso que este caso tiene un interés universal, independientemente del contexto histórico y político en que fue resuelto. Marbury, nos sigue diciendo muchas cosas estos días: su estudio y entendimiento son esenciales, no por razones puramente teóricas, sino como un ejemplo de la manera en que se puede y se debe hacer valer la supremacía de la Constitución, por un lado, y como una lección del valor que puede tener el poder judicial para configurar las garantías constitucionales en cualquier estado de derecho

El Código Civil de Bello en Nicaragua

Éste ensayo fue presentado, por el doctor Iván Escobar Fornos en el Congreso Internacional sobre los 150 años de promulgación de dicho Código, en Valparaíso, Chile. Una de las virtudes de este ensayo es la riqueza de fuentes historias con que aborda el tema. Escobar Fornos analiza la influencia que ha tenido el Código de Andrés Bello en el Código Civil de Nicaragua, y, de forma minuciosa, examina las diferentes figuras jurídicas en donde ha tenido influencia.

Este ensayo debería de ser de obligatoria lectura en la clase de derecho civil en las facultades de derecho del país, al igual que el escrito de Kelsen y la sentencia Marbury versus Madison. Los últimos escritos de este libro, son los comentarios que harían el escritor Erick Aguirre a dos libros del doctor Escobar Fornos. Uno referido al ensayo sobre Bello, y el último sobre “El proceso de Cristo”.

Kelsen, Marshall y Bello, en un mismo libro, constituye sin duda alguna una joya bibliográfica.



imprimir imprimir  enviar enviar
Nuevo Amanecer

Semblanza de Camilo Zapata

Kelsen, Marshall y Bello en un mismo libro

Dos autores, dos artistas

Un texto para todos


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web