El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Lunes 27 de Julio de 2009 - Edición 10399
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Fiestas patronales de Santiago en Jinotepe

“Los Diablitos”, cuatro siglos de danza y protesta

|
“Los Diablitos”, cuatro siglos de danza y protesta - Foto
Bajo el frío y una incesante brisa que cayó este sábado en la ciudad de Jinotepe, se escuchaba el son de los violines que parecía provocar un suelo musical desde donde saltaban rítmicamente los 80 integrantes del tradicional y colorido baile de “Los Diablitos”

CARAZO

En un ir y venir, propio de las danzas coloniales, yendo delante de la homenajeada imagen de Santiago, “Los Diablitos” le imprimen un sello particular a las festividades donde convergieron además las imágenes de San Antonio, San Sebastián y San Marcos, rodeadas por feligreses católicos.

Históricamente, el baile de “Los Diablitos” es calificado como una danza folklórica regional que data desde hace cuatro siglos, donde se pone de manifiesto el género satírico como una burla a los españoles y a sus representantes. Sus integrantes tratan de expresar el alma en pena del más allá y el castigo por haber desobedecido a Dios

Corona, espejo y collares

En esta representación, usualmente los trajes  de los diablos están compuestos de coronas que son hechas de papelillo y flores de diferentes colores, de espejos y collares brillantes. La capa y la nagüilla son confeccionadas con telas estampadas coloridas y vistosas, poseen formas de cuadriláteros, adornados de lentejuelas, que acompañan el vestuario: un pantalón al estilo español medieval y las máscaras que representan las facciones del español conquistador, además de medias y zapatillas relucientes.

El jinotepino Ramón Laguna Martínez, padrino del baile de “Los Diablitos”, relató a END que “este tradicional baile viene de generación en generación. Tres familias son las que se han hecho cargo de esta representación de las fiestas patronales de Jinotepe, como son los Diablitos: actualmente la familia Guevara Martínez somos los que apoyamos la coordinación con los integrantes que danzan en las diferentes procesiones en donde llega ‘Chago’”

La Quirina

“El grupo de baile está conformado por el diablo mayor, caracterizado por Silvio García; el diablo corín, representado por César Ortiz; las damas o diablesas, son las que acompañan a los 80 integrantes de este año, y
la infaltable Quirina, que simboliza la muerte, y llevan
tradicionalmente en sus manos una tijera que separa al público religioso de los danzantes”, explicó Laguna

Instrumentos de talalate

Para que “Los Diablitos” puedan deleitar a toda la población con su danza lateral y alterna, son acompañados por seis miembros oriundos de los sectores rurales de Jinotepe, quienes con sus guitarras y guitarrillas, elaboradas de talalate y sardinillo, entonan sus melodías para  entusiasmar a los promesantes, al ritmo del
“¡juaaa!, grito que identifica al diablo como forma de asustar a los mortales. Esta agrupación es encabezada por Alejandro Selva, responsable de los músicos.

Por su parte, Melvin Hernández Rodríguez, integrante del grupo de los Diablitos, manifestó a EL NUEVO DIARIO que “tengo 15 años de bailar a Santiago porque intercedió ante nuestro Padre Celestial para salir bien de una operación a la que fui sometido; siempre estaré participando de estas
fiestas hasta que muera”.

El presupuesto para este año asciende a los ocho mil córdobas, para el almuerzo y el pago de la música, un porcentaje fue donado por la municipalidad jinotepina, mientras la diferencia es aportada por los integrantes del baile, agregó Laguna Martínez, responsable del baile de “Los Diablitos”.

Es importante destacar que debemos conservar  nuestra cultura nicaragüense, porque es la identidad de cada uno de los pueblos que de manera sucesiva transmiten estas costumbres y tradiciones de generación en generación, y que abren las puertas al turismo religioso.




imprimir imprimir  email enviar
Nacionales

»Zelaya desesperado

»Romeo: No dispararé al pueblo

»Diabetes diezma a menores

»Asesinan a Vernon Forrest

»Crisis hondureña dominará Cumbre de Guanacaste

»Minsa agripado con virus del secretismo

»Cientos de camiones varados en frontera

»Más de 5 mil jóvenes en encuentro católico

»“Los Diablitos”, cuatro siglos de danza y protesta

»Parlamento olvida depredación del Cerro Mokorón


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web