El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Jueves 30 de Julio de 2009 - Edición 10402
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Médicos, militares, abogados, enfermeros y testigos no aportan nada a Fiscalía

Caso del trasplante de riñón se desvanece


José Adán Silva y
Luis Galeano

El caso del joven carpintero y ayudante de albañilería Luis Enrique Picado Tercero, quien murió durante una operación de trasplante de riñón, se desvanece en las investigaciones de la Fiscalía debido a que ninguno de los entrevistados, testigos y peritos ha podido aportar elementos de prueba que evidencian compra-venta del órgano o posibilidad de tráfico de los mismos.
“Hemos hablado con toda la cadena de personas que conocieron a Luis Enrique, que lo trataron y supieron de su decisión de ceder su órgano, y ninguno ha aportado elementos significativos. Ni los médicos ni la familia, ni los abogados ni sus amistades han hablado de dinero de por medio”, dijo el fiscal especial a cargo del caso, Javier Morazán.
De acuerdo con el fiscal, la abogada que extendió el documento notarial donde el joven se compromete a ceder su órgano al ciudadano Ryan Mattews, declaró que el joven se presentó a su despacho con el extranjero y otra persona, y ambos de mutuo acuerdo aceptaron “asumir responsabilidades por la donación”.


El caso del joven carpintero y ayudante de albañilería Luis Enrique Picado Tercero, quien murió durante una operación de trasplante de riñón, se desvanece en las investigaciones de la Fiscalía debido a que ninguno de los entrevistados, testigos y peritos ha podido aportar elementos de prueba que evidencian compra-venta del órgano o posibilidad de tráfico de los mismos.

“Hemos hablado con toda la cadena de personas que conocieron a Luis Enrique, que lo trataron y supieron de su decisión de ceder su órgano, y ninguno ha aportado elementos significativos. Ni los médicos ni la familia, ni los abogados ni sus amistades han hablado de dinero de por medio”, dijo el fiscal especial a cargo del caso, Javier Morazán.

De acuerdo con el fiscal, la abogada que extendió el documento notarial donde el joven se compromete a ceder su órgano al ciudadano Ryan Mattews, declaró que el joven se presentó a su despacho con el extranjero y otra persona, y ambos de mutuo acuerdo aceptaron “asumir responsabilidades por la donación”

“Altruismo” y “promesas”

“A lo mejor es que el muchacho era muy altruista o nadie quiere decir nada, pero al momento no tenemos elementos de prueba sobre las denuncias, y el caso en ese sentido se va desvaneciendo”, dijo Morazán.

De acuerdo con el investigador oficial, se determinó que en realidad el joven y su familia vivían en condiciones de pobreza, y que el extranjero --que no habla español-- conoció al joven por medio de una tercera persona que los puso en contacto, “pero no hay indicios --hasta este momento-- de que haya sido por dinero como se dijo en la denuncia”.

Luis Enrique Picado Tercero, de 23 años, murió el pasado 30 de mayo en una sala del Hospital Militar, luego de haber sido intervenido quirúrgicamente para extraerle un riñón que le fue trasplantado al extranjero que padece de insuficiencia renal crónica.

A raíz de su muerte, fuentes médicas denunciaron el caso y manifestaron que detrás de la operación hubo ofertas de trabajo y promesas de dinero hasta por 20 mil dólares al joven carpintero. La madre del muchacho, Elizabeth Tercero, del mismo modo descartó que hubiese dinero de por medio, pero confirmó ante la Fiscalía y ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos la versión de promesas de empleo en Estados Unidos a su hijo

La negligencia médica

Ella pidió una investigación por negligencia médica, luego que las autoridades del Hospital Militar reconocieran que la muerte del joven fue por desangramiento abdominal dos horas después de la operación.

Según el fiscal Morazán, las investigaciones sobre ese otro aspecto del caso van avanzando, y se ha logrado obtener acceso a los dos expedientes clínicos tanto del donante como del receptor.

“Los informes están siendo analizados por expertos del Instituto de Medicina Legal para determinar si hubo errores en los procedimientos”, dijo el fiscal, quien señaló que ya se encuentra por emitir la solicitud de exhumación del cuerpo del joven.




imprimir imprimir  email enviar
Nacionales

»Minsa practica abortos

»“Zelaya debe aceptar que fue derrocado”

»235 mil niños en semáforos, minas y cafetales

»Golpe mortal a proyecto de “La Chureca”

»Cumbre de Tuxtla relanza plan Arias

»Micheletti gana tiempo y OEA se reúne mañana

»Dengue se duplicó en lo que va del año

»Delegación de Acnur en refugios de hondureños

»¿Cuánto cuesta a Policía cuidar a Zelaya?

»Caso del trasplante de riñón se desvanece

»Podrían liberar al “Chacal del Schick”

»Transportistas protestan contra ALBA-burócratas

»Citarán a juez que condenó al matón de El Ayote

»Temen primeros muertos por H1N1 en festividades de Santo de Domingo

»Por La Ley iría hasta la cárcel

»Casa Alianza adquiere mayores compromisos contra trata de personas

»Petronic acoge al ex edil de Chinandega

»Comunidades de Prinzapolka piden ayuda por inundaciones

»“No he visto ningún proyecto de sentencia”


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web