El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Viernes 04 de Septiembre de 2009
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Salud y Sexualidad
sep 4, 2009

Criptorquídea y testículo retráctil


El tema que abordaremos esta semana es sumamente interesante y tiene su origen en el siguiente correo enviado por una lectora:

Hola. He leído con mucha atención sus artículos anteriores y me han gustado mucho, ya que son muy responsables y además consultan con especialistas. Mi caso es el siguiente: tengo un bebé de 2 años al cual no le han bajado los testículos. He consultado con el pediatra que lo trata y me dice que tenemos que esperar a que le bajen, porque es algo normal. Para no quedarme con la duda consulté a otro médico y él me dijo que no podemos esperar más tiempo, ya que para este problema no hay tratamiento y lo único recomendable es operarlo, pues él presenta un problema de testículo en ascensor y que necesitan fijárselos a la bolsa. Mi pregunta es si al realizarle la operación se corre el riesgo de que quede infértil o se repita el problema y los testículos se salgan de la bolsa y se le suban nuevamente.

Muchas gracias por su fina atención.


N.E.


Para iniciar, debo aclarar que NE comparte que a su hijo no le han bajado los testículos, sin embargo, más adelante habla de testículo en ascensor, y éstos son trastornos totalmente diferentes. El primero se llama criptorquídea y el segundo testículos rectráctil o en ascensor.

La criptorquídea o testículos no descendidos o no palpables consiste en que el recién nacido no tiene uno o los dos testículos en la bolsa testicular, o sea que la gónada se encuentra fuera del escroto. Anatómicamente, los testículos nacen cerca de los riñones y luego inician un recorrido descendente en busca de llegar al escroto, sin embargo, en algunos casos se atrofia la travesía y se quedan “atascados” o en la zona inguinal o en el abdomen. Esta anormalidad generalmente se presenta en niños prematuros (aunque puede afectar a nacidos a término), debido a que los testículos descienden hasta el séptimo mes de gestación, y si el embarazo fue interrumpido antes existe la posibilidad de que el bebé no los tenga en su lugar. En términos estadísticos en el momento del nacimiento se observa en el 3 ó 4% de los varones nacidos a término y en más del 30% de los prematuros, dependiendo directamente de la edad gestacional.

Ante la criptorquídea, los médicos recomiendan esperar que el bebé cumpla al menos un año para que los testículos bajen, en caso contrario, lo someten a una serie de estudios que fundamenten el diagnóstico y que ayudan a determinar la magnitud del problema, para decidir si inician algún tratamiento específico. Entre las opciones para tratar este trastorno testicular se encuentran administrar hormonas al niño y realizar una orquiopexia, cirugía que consiste en llevar los testículos a su lugar.

Según lo que nos indicó el urólogo Óscar Espino Corea, la criptorquídea puede ser causa de infertilidad, debido a que sólo estando en el escroto los testículos producen esperma de calidad porque su temperatura es la adecuada para alimentar los espermatozoides, asimismo, aumenta las posibilidades de que el paciente en la edad adulta sufra de cáncer o torsión testicular.

Sin embargo, el panorama para quienes sufren testículo retráctil o en ascensor es sumamente diferente. En estos cuadros clínicos los testículos están en su debido lugar, sin embargo, en algunas ocasiones o momentos específicos abandonan la bolsa testicular y se retraen para alojarse en la raíz inguinal. En la mayoría de los casos los testículos retráctiles son sanos y su única anormalidad es que se suben. La mejor manera para saber que todo anda bien es observar al niño cuando está dormido, momento en el que los testículos tienen que permanecer en el escroto.

Al comentarle sobre el caso del hijo de NE al doctor Pedro Matus, endocrinólogo del Hospital Infantil Manuel de Jesús Rivera, “La Mascota”, nos instruyó acerca de que los testículos pueden ser retráctiles como respuesta a los cambios climáticos, “si hace frío los testículo suben y si hace calor bajan”, refirió. Asimismo, esta condición puede presentarse por estimulación del músculo cremáster, que se encuentra en el pliegue de la ingle y bolsas testiculares, y cuya función es retraer los testículos.

En cuanto a la preocupación de NE respecto de la fertilidad de su hijo, el doctor Matus nos dijo que en lo absoluto se verá afectada. Así que, NE, lo más seguro es que tendrás nietos.

Por otro lado, quiero resaltar que muchos médicos consideran innecesaria la cirugía para fijar los testículos al escroto, pues en la mayoría de casos se asientan en su lugar natural durante la adolescencia, pero hay otros médicos que optan por ella. Sin embargo, para las madres cuyos hijos tienen este problema, lo recomendable es que su pediatra esté pendiente de ellos por cualquier alteración que pueda surgir. En este caso específico, el doctor Matus está dispuesto a atender al bebé de NE, para tener un diagnóstico y manejo más exacto del caso. Finalmente, les recomiendo que pongan atención a los genitales de sus hijos y que observen si son sensibles a la palpación o si existe cualquier anomalía que sirva como alerta para visitar al médico.


Recuerden que esta columna está al servicio de ustedes, nuestros lectores, así que pueden escribirnos a lsevilla@elnuevodiario.com.ni para sugerir temas o plantear sus consultas.



imprimir imprimir  enviar enviar
Salud y Sexualidad

Combátalos con esencias florales

Técnicas para mejorar el rendimiento sexual masculino

Avanzando en el complejo espacio del amor

El tamaño del pene ¿importa?

Sexhoróscopo

Las diferencias que ‘capturan’ el amor

Criptorquídea y testículo retráctil

El camino hacia el orgasmo múltiple

Concentrando el placer


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web