El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Jueves 13 de Enero de 2011 - Edición 10911
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

ODM sobre mujeres, cumplidos a medias

Más mujeres en aulas, pero afuera, violencia y desigualdad

* En el tercer Objetivo, Nicaragua ha avanzado en la relación de niñas y niños en las escuelas y en leyes que protegen a la mujer, pero se aleja de lograr autonomía femenina y de eliminar discriminación
* La penalización del aborto terapéutico es el más grande retroceso que ha habido en la historia, relacionado con reconocer a la mujer como sujeto de derecho
* “Con una Fiscalía que pide reducción de pena para un violador, y pena máxima para la anestesióloga, no se puede hablar de equidad ni igualdad”, afirman feministas


Más mujeres en aulas,  pero afuera, violencia y desigualdad - Foto
La relación de niñas y niños en las escuelas y leyes que protegen a la mujer, ha sido superada, pero lograr autonomía femenina y eliminar discriminación es un sueño. Archivo / END

Nicaragua ha avanzado en la promoción de igualdad de género desde el punto de vista de acceso a la educación y en la conformación de leyes de protección a la mujer, pero para alcanzar la autonomía de la mujer y eliminar las desigualdades entre los sexos en todos los niveles de la vida antes de 2015, y alcanzar la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, el país requerirá acelerar los esfuerzos institucionales y superar muchos obstáculos.

Así lo plantearon varios expertos nacionales y estudios del Sistema de las Naciones Unidas, de cara al estado de cumplimiento de Nicaragua respecto a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y su meta número 3: eliminar las desigualdades entre los sexos en la educación primaria y secundaria al año 2005, y en todos los niveles de educación en 2015.

Un estudio sobre el Estado del ODM 3, elaborado por la experta María Rosa Renzi, responsable del área ODM del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, y representante local del Fondo de Naciones Unidas para la Mujer (Unifem), reveló que Nicaragua presenta altas posibilidades de alcanzar la meta planteada para cumplir el objetivo referido.

Los ODM son una serie de ocho metas que la comunidad mundial se trazó para cumplir en 2015, y abarcan desde erradicar la pobreza extrema y el hambre, lograr la enseñanza primaria universal y promover la equidad de género y el empoderamiento de la mujer.

Para cumplir con el tercero de los ODM, Nicaragua debería llegar a 2015 con una cobertura de 100% de la educación primaria, con una participación total de niñas en el sistema educativo, partiendo de una base de 75% de niñez matriculada en 1998.

La perspectiva de género plantea la necesidad de cambiar sustantivamente la condición y situación de las mujeres en la sociedad, modificando las relaciones desiguales de poder que provocan su subordinación. Una de las principales estrategias identificadas para conseguirlo es el empoderamiento de las mujeres, en un proceso dinámico que a la vez provoca cambios en las condiciones de vida de éstas y les permite mejorar su autoconfianza y percepción de sí mismas, con poder para transformar su entorno.

Avanzar en la equidad de género, de acuerdo con la visión del Sistema de Naciones Unidas, implica hacer cambios en la movilización y en la generación de poder para el cambio, elevando la conciencia de las mujeres para desafiar su subordinación. Ello requiere mejorar el acceso a la educación, la capacitación, el empleo decente, la propiedad y el control de los recursos productivos por parte de las mujeres

Los avances

De acuerdo con las cifras de Renzi, recogidas de diversas fuentes entre y 2009, Nicaragua ha promovido la incorporación de las niñas y las mujeres al sistema educativo formal, y ha construido una sólida base jurídica de respaldo y de garantía para los derechos de las mujeres.

Según sus datos, la tasa de matrícula preescolar, primaria, secundaria y universitaria, es mayor en mujeres que en hombres.

“En esos tres niveles de escolaridad, la tasa de matrícula ha experimentado un importante crecimiento en los últimos diez años”, explicó la experta. Entre 1997 y 2008, la tasa de cobertura neta de la educación secundaria pasó de 29.9 a 48.1% para las mujeres, para los varones pasó de 24.8 a 42.9% en 2008.

“La educación es la llave del desarrollo. Por ello se dice que la equidad demanda que tanto mujeres como hombres tengan más y mejor educación. El rezago educativo de cualquiera de los sexos debe ser motivo de preocupación”, alertó Renzi, quien en su estudio también reveló que, a la fecha, ha ocurrido un fenómeno social distinto al trazado desde las Metas del Milenio: en Nicaragua el rezago educativo está afectando en la actualidad más a los niños y a los jóvenes que a las mujeres de la misma edad

Las cifras oficiales

Las cifras oficiales del gobierno de Nicaragua frente a los ODM reconocen que esa meta de igualdad de género, en el acceso a la educación, ha sido cumplida y superada, según las cifras dadas a conocer por el gobierno en septiembre pasado, a través del boletín digital Nicaragua Triunfa número 7.

Según datos oficiales del Ministerio de Educación, citados por el Gobierno, la disminución del número de mujeres, respecto de los varones en la culminación de la educación primaria se redujo de 1.3 en 1998 a 0.8 en 2008.

“La meta ODM para 2015, de la relación niñas/niños en la educación preescolar es de 100%. Nuestro país ya ha alcanzado esta meta. Para 2009, esta relación es de 103.0%”, cita el informe oficial.

“La meta ODM para 2015, de la relación niñas/niños en la educación primaria es de 100%, y Nicaragua para 2009 ya logró el 106.0%”, reitera el documento oficial.

“La meta ODM para 2015 de la relación mujeres/hombres en la educación secundaria es de 100%, y Nicaragua para 2009 ya alcanzó el 91.0%, por lo que está a su alcance lograr dicha meta con las políticas contenidas en la nueva estrategia de educación”, dicta el documento, en referencia a la campaña educativa anunciada este año, de recortar el ciclo de educación primaria de seis grados a tres, para alcanzar en 2015 la meta número dos de los ODM, de universalizar la educación primaria en 2015, método que ha sido cuestionado por expertos y por educadores.

Con la campaña, el gobierno “estaría avanzando acelerada e indirectamente en tres metas establecidas en los ODM: la erradicación de la pobreza, cumplir la enseñanza primaria universal y promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer mediante el acceso al sistema de educación”.

“La meta ODM para 2015 de la relación mujeres/hombres en la educación universitaria es de 100%, y Nicaragua para 2009 ya logró el 129.5%. En los cargos de ministras, los ODM, para 2015, fijan el 50% como meta. Nicaragua en 2010 está cerca de lograr dicha meta”, cita el informe oficial del gobierno.

No obstante el reconocimiento al avance en materia educativa, aprobación de algunas leyes y nombramiento de mujeres en cargos públicos con resultados de alta inestabilidad laboral, otras voces externas consideran que, pese al avance, la equidad de género en otros ámbitos sigue encontrando obstáculos.

Un paso para adelante y dos para atrás
El sociólogo Oscar René Vargas afirma que aunque los números hablan de un sobrecumplimiento de este objetivo en cuanto a la relación entre niñas y niños, en la educación primaria y secundaria, hay estancamiento y retrocesos en otros ámbitos relacionados con la igualdad de género.

Para Vargas hay, incluso, una regresión en esa línea, y su tesis es que se está produciendo en el país una “revolución silenciosa”, por la cual, en unos diez años, las mujeres serán mayoría entre los profesionales, lo que va a cambiar la correlación de fuerzas, y, con ello, la manera de ver el país y el mundo

Más datos contrastantes

De acuerdo con la investigación de Renzi, en Nicaragua aún existen importantes brechas de equidad, constatables en indicadores cuantitativos y cualitativos en diversos campos sociales.

Una dificultad detectada fue la calidad de la educación: el contenido curricular reproduce estereotipos de género donde se perpetúa la discriminación y subordinación de las mujeres en la sociedad, según los hallazgos de la funcionaria de PNUD.

En salud, según los análisis de la experta de Naciones Unidas, son las mujeres quienes están más expuestas a situaciones de violencia de género.

“De igual manera, enfrentan desigualdad en la remuneración de su trabajo si se compara con la que reciben los hombres; en el ámbito político existe una baja participación de las mujeres en puestos políticos, y en los espacios de toma de decisión a nivel gubernamental. Sucede igual en los campos gremial y sindical, entre otros”, reportó la experta en su documento.

Además, el mercado laboral sigue desarrollándose sobre la división sexual del trabajo, y en éste las mujeres están mayoritariamente en trabajos menos calificados. Los índices de violencia contra la mujer siguen siendo altos y la aplicación de justicia, baja, según cifras de PNUD.

“Diez años después de firmadas las Metas del Milenio, el balance es negativo, porque tenemos una Fiscalía que pide reducción de pena para un violador, y pena máxima para la anestesióloga, ¿de qué igualdad hablamos? Sin justicia para la mujer, cualquier cifra o número queda corto”, asegura Azalia Solís, directiva del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM.

Sus palabras son reforzadas por las estadísticas. El Instituto de Medicina Legal reportó 11,313 casos de violencia intrafamiliar en 2009, en comparación con los 10,189 casos reportados en 2006. Más del 70% de las víctimas son mujeres.

Sólo una cuarta parte de las denuncias fueron remitidas a la vía judicial, y un porcentaje similar al Ministerio Publico

Los efectos del modelo heredado

Para Isabel Green, Directora del Instituto Nicaragüense de la Mujer, los hallazgos son realidades heredadas de antiguos gobiernos y de políticas neoliberales, “que reprodujeron modelos de exclusión de las mujeres en todos los ámbitos del pueblo nicaragüense”.

“Sin embargo, el gobierno de Unidad y Reconciliación Nacional, presidido por el compañero comandante Daniel Ortega, ha establecido una cultura de cambio e igualdad a través de políticas públicas y programas sociales dirigidos a mejorar la calidad de vida de nuestras mujeres”, dijo Green, en una entrevista al oficialista Canal 4.

Según ella, programas sociales como Hambre Cero, Usura Cero, y la entrega del Bono Productivo Alimentario, por parte del gobierno, han favorecido a más de 50,000 mujeres de escasos recursos económicos.

Además, más de 35 mil mujeres dedicadas a las microempresas habrían sido beneficiadas con fondos y préstamos económicos dentro del programa Usura Cero, lo cual, a criterio de Green, demuestra el compromiso del actual gobierno con brindarle autonomía e independencia a la mujer nicaragüense, a través de la reducción de la pobreza.

“No se trata de que a la mujer le den un préstamo en Usura Cero, porque ese préstamo está condicionado a su dignidad y a su obediencia o afiliación a un partido, eso no es igualdad, porque la igualdad es la concreción de respeto a la dignidad humana, y de eso estamos lejos cuando vemos la realidad de la mujer nicaragüense”, señaló la directiva del MAM.




imprimir imprimir  email enviar
Especiales

»Un flagelo llamado feminicidio

»Primera feminista de Nicaragua

»Un flagelo llamado feminicidio

»EL SIMBIÓTICO MUNDO ENTRE AVES Y HORMIGAS

»Breve Ecológica

»Centinela del ártico bajo lupa

»El “abc” del cambio climático

»Desaparecidos

»Muerte amenazará a nuestra niñez aun después de 2015

»Hospitales urgen ser “operados” de emergencia

»Cuando el viento exhala fuego

»Nagarote, su historia y el famoso Jenízaro

»Prevención, clave para estar saludables

»Cuatro tipos de bosques a orillas del río Chiquito

»“Hay que hilvanar bien fino en 2011”

»Más mujeres en aulas, pero afuera, violencia y desigualdad

»Dios le lleva la mano para sanar y sanar niños

»Territorio “sagrado” del mundo maya

»La drogadicción durante la adolescencia

»En el reino de los hombres

»Desarrollo no pasa por “chamarrazos” a la Educación

»Un hombre en el ojo del huracán

»Ciberlectores tomaron la palabra


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web