El Nuevo Diario
Portada | Archivo | Escríbenos | Suscríbete
  CON TODO EL PODER DE LA INFORMACIONManagua, Nicaragua - Jueves 20 de Enero de 2011 - Edición 10929
Nacionales
-
Sucesos
-
Departamentales
-
Internacionales
-
Ciencia
-
Opinión
-
Política
-
Contacto END
-
Deportes
-
Variedades
-
Informática
-
Especiales
-
Economía
Otras secciones
Cultura
Clasificados
Horóscopo
Turismo
Emprendedores
Empresas
Club de lectores
Suplementos
El alacrán
Nuestro mundo
Ellas
Misterios & Enigmas
Salud y sexualidad
Nuevo amanecer
Buena onda
El Deportivo
Otros servicios
Suscripciones
Nuestros servicios
Directorio
Noticias más leidas
Noticias por correo
RSS XML
Servicios web
Blogs

Una mentira tras otras frente a las 32 preguntas

CGR acorraló a Porras

* Primero no se acordaba si había pagado en efectivo la comilona del cumpleaños, que el dinero era de fondo de viáticos de alimentación, pero después que fue al cash y de Caja Chica
* El titular de la DGI aseguró que en la actividad sólo participaron trabajadores de la DGI, pero END le presenta lista de funcionarios de Inatec que le acompañaron

|
CGR acorraló a Porras - Foto
El titular de la Dirección General de Ingresos, DGI, Walter Porras. INTERNET/END

En la medida en que el titular de la Dirección General de Ingresos, DGI, Walter Porras, fue respondiendo las 32 preguntas que le hicieron los auditores de la Contraloría, sobre la supuesta “Asamblea Especial” de directores de áreas y de rentas del país, que se celebró en un local capitalino --que en realidad fue el cumpleaños de su esposa--, se fue notando que los hechos no coincidían con la realidad, y que cada vez había más vacíos en sus contestaciones.

Porras ordenó el pago de 17 mil 251 córdobas con 25 centavos que se consumieron en una sola sentada en “El Tiscapa”, el 29 de julio de 2009, fecha en que celebraron el cumpleaños de su esposa y asesora económica de la DGI, Franca Aiello. La comilona incluyó caros platillos, vinos y postres

Más enredos

Pero acto seguido, negó que a los administradores de rentas del país se les paguen viáticos cuando participan en reuniones o actividades como las que supuestamente se dieron en esos días.

“No se acostumbra pagarles viáticos, sino que se les entrega un refrigerio por la mañana, una taza de café, ya que dichas reuniones se llevan a cabo en la DGI Central, y al mediodía nos cruzamos al Ranchón de la DGI, donde se compra comida popular, y sin ninguna diferencia social compartimos el horario del almuerzo con trabajadores de limpieza, mecánicos, conductores”, dijo.

¿Le suministraron a los participantes algún material o documento que contuviera los temas a tratar en la reunión?, le consultaron a Porras, y dijo: “Usualmente se exponen los temas a tratar y cada participante lleva sus libretas o agendas personales donde ellos toman apuntes y también exponen criterios, es decir, no se acostumbra a dar material en las reuniones-asambleas mensuales que efectuamos en la institución”.

¿Cómo pagó la cuenta?, preguntaron al titular de la DGI, y su respuesta fue: “Podría haber sido en efectivo, si era una cifra no muy cuantitativa o podría haber sido un cheque, no recuerdo realmente cómo se pagó, porque no tenemos esa deuda. Lo que le aseguro es que ese gasto fue menor a los 17 mil córdobas para más de 30 funcionarios de la DGI, más el impuesto del IVA, no es ni comparado con las facturas de hoteles que autoridades anteriores al 10 de enero de 2007 efectuaban”.


Cambió viáticos de alimentación por Caja Chica y hará reclamo por propina
¿Conoce usted el monto máximo que puede pagar con el fondo de Caja Chica?, fue otra de las 32 interrogantes que le hicieron a Porras, y contestó que “no mayor de 17 mil córdobas, y cuando solicitamos la factura del restaurante “El Tiscapa”, la cantidad era de 13 mil 800 córdobas más el IVA, que nosotros sabíamos que no sobrepasaba los 17 mil córdobas.

Sin embargo, no consideramos que dicho restaurante cobraba un 10 por ciento de propina incluida en la factura, lo cual yo desconocía, y hoy que usted me está enseñando la factura, voy a orientar el debido reclamo de 1,380 córdobas por la propina cobrada, lo cual yo considero que es ilegal de parte de cualquier negocio, por servicio cobrar una propina, (por)que en Nicaragua no existe Ley, porque esto debiera de ser voluntario y no impuesto, así haremos el reclamo de reembolso, y ese monto depositarse en la cuenta de la Tesorería General de la República”.

Entonces, si el pago fue en efectivo, ¿quién lo autorizó?, insistieron los auditores: “Todo pago en efectivo menor de 17 mil córdobas para ahorrar la elaboración de tantos cheques, evitar recursos innecesarios y gastos de más, es que existe una normativa donde se efectúan pagos menores de una Caja Chica, lo que fue autorizado, lógicamente, por el director de la DGI, en este caso, mi persona”.

Los auditores le hicieron ver a Porras que según la normativa se establece que a los pagos que se realizan a través de Caja Chica por montos mayores a los 1,000 córdobas se le debe retener el Impuesto Sobre la Renta, y que en ese caso no se dio, y dijo que “podría ser posible que omitió la persona que efectuara la retención del 1 por ciento, a menos que el negocio se encuentre tributando en Grandes Contribuyentes, que están exentos de esta retención”

Se molesta por insistencia de preguntas

En el cuestionario, es notable la falta de coherencia de las respuestas, pues Porras luego habla de que el pago no fue el mismo día sino posteriormente, y por un crédito aprobado por un representante del restaurante a quien no identificó.

“Ignoro porque la Contraloría por un gasto de 15,871 córdobas ha solicitado que más de 15 funcionarios de la DGI, incluyendo al administrador de rentas de Chinandega, la de Jinotega y Masaya, que el costo sólo de venir de un departamento hacia Managua, de abandonar sus funciones, más el gasto que incurre el gasto de salario del conductor, el consumo de combustible, la depreciación del vehículo, cada uno incurrió en 3,500 córdobas”.

En las primeras preguntas y durante casi todo el cuestionario aseguró que en el encuentro sólo habían participado directores de áreas de la DGI y administradores de rentas del país, pero END obtuvo una lista de personas que los auditores de la CGR tienen en su poder, de empleados de la Escuela de Idiomas del Inatec, de la cual la esposa de Porras es directora.

Valeria Mejía, asistente de Franca Aiello; Carlos González, administrador de la Escuela de Idiomas; Aída Laguna, Secretaria General de Sindicatos de la Escuela de Idiomas.

Janette Siliezar, una canadiense que fungió como directora docente de la Escuela de Idiomas y su esposo, Raimundo Solano, del Departamento de Informática de la DGI (ambos fuera de esos cargos y en Canadá); Julio Argeñal Mendoza, de Atención a Empresas del Inatec, y Ángela Medal, responsable de maestros de la Escuela de Idiomas. En la reunión, hasta participó un alto ejecutivo de una empresa farmacéutica del país.




imprimir imprimir  email enviar
Nacionales

»CGR acorraló a Porras

»“Amenazas a END son actos desesperados”

»“Combo” de fraudes en compras de Hacienda

»“A narcos los debieron hallar bajo suampos”

»De 2 a 90 dólares códigos de tarjetas en el cibercrimen

»Minera no se da por vencida con Crucitas

»Cuestionan auditorías por negligencias médicas

»PGR impugna dos causas archivadas por la Fiscalía

»No Pagos quisieron tomarse mina de cerro El Quemado

»Policía salvadoreña nos envía a peligroso sujeto

»Última denuncia contra TAG se verá “más adelante”

»Reclaman por despido al alcalde de El Viejo

»“Si tocan a END se las verán con el pueblo”

»Alemán y Gadea Mantilla “sólo hicieron la mueca”

»Avioneta aterriza de emergencia en zona chontaleña

»Inatec en programa de capacitación masiva

»Preparan entrega de merienda escolar

»“Coqueando” para subsistir

»Extienden el cementerio de Palacagüina

»Se queman 12 tramos en mercado de León


Portada | Nacionales | Sucesos | Departamentales | Internacionales | Opinión | Política | Deportes | Variedades | Economía
El Nuevo Diario (c) 1998-2005 e-mail: info@elnuevodiario.com.ni
Guegue.Com - Desarrollo y Hospedaje Web